Flazm junto a META Publishing nos traen Train Valley, un juego de gestión de recursos y trenes que si bien ya había salido en 2015 para PC ahora lo lanzan para Nintendo Switch, PlayStation y Xbox.


INTRODUCCIÓN

Train Valley es un juego bastante sencillo, pero en su sencillez radica su belleza. Nuestro trabajo es evitar la bancarrota y para eso tendremos que conectar las diferentes estaciones que salen en el mapa y hacer que los trenes lleguen lo antes posible a su destino, dándonos así un pago que estará señalizado sobre el mismo tren, también cada uno contará con un ícono del color de la estación a la que tendrá que llegar.

Cada mapa irá cambiando y tendremos tres misiones extras con un límite de tiempo para lograr. Esas misiones nos darán sellos para ir desbloqueando más mapas y también hacer que el juego varíe un poco entre mapa y mapa, más que solo conectar vías del punto A al punto B.


JUGABILIDAD

El método de juego es bastante simple, al iniciar la partida aparecerán dos estaciones en diferentes puntos del mapa, nuestro trabajo es conectarlas a través de vías, derrumbando casas o talando árboles si es que están en nuestro camino.

Esto nos costará una cierta cantidad de plata, así que hay que controlar que no se nos vaya de más el presupuesto, buscando alternativas como hacer el recorrido más largo, pero sin derrumbar nada. También tendremos las opciones de desarmar vías y recuperar parte del dinero y las opciones de parar el tiempo o acelerarlo para trabajar en los caminos a nuestro gusto y tiempo.

Controles:

El uso del joystick es bastante complicado para lo que es un juego de manejo de recursos por tiempo como este. Con el L1 y R1 podremos movernos entre las opciones de construcción y de cambio de dirección de las vías, lo que nos llevará a pausar el tiempo del juego para poder cambiarlas, ya que si uno se tarda mucho el tren sale por cuenta propia y genera un caos.

Con el L2 podremos hacer que un tren deje la estación antes de tiempo y con el R2 podremos modificar la velocidad del juego para que todo vaya más rápido o más lento. Con la X podremos confirmar en que opción de construcción queremos estar y luego aparecerá un cursor:

  • En el modo construcción: si lo movemos mientras apretamos la cruz construirá las vías.
  • En el modo de despacho: el cursor se pondrá sobre la estación que tenga un tren a despachar y apretando una vez más lo hará salir de la estación.
  • En el cambio de dirección: hará exactamente eso, cambiar la dirección de las vías.

Si presionamos el cuadrado sobre un tren el mismo se detendrá y si apretamos una vez más ira hacia atrás, una tercera vez para frenar nuevamente y una cuarta para ir hacia adelante.

Durante todo el juego estas serán las herramientas a utilizar, no hay un inventario ni nada que se le asemeje. Lo que si, siempre hay que tener cuidado, ya que en más de una ocasión nos vamos a encontrar con que tendremos tres o más trenes al mismo tiempo y no hay que dejar que se choquen, por el hecho de que eso causará la destrucción de las vías costándonos no solo una multa sino la reconstrucción de las mismas.

Contaremos con dos modos de juegos, el Clásico que es donde podremos elegir las diferentes ciudades y épocas a visitar como Japón de los 2000, Rusia de la época de la unión soviética, y el modo Sandbox o infinito que es un mapa aleatorio sin límite de tiempo ni dinero.


PRESENTACIÓN

El juego tiene unos gráficos bastantes sencillos en lo que es ambiente, los trenes están un poco más detallados, lo suficiente como para diferenciarlos entre ellos, son todos estilos 3D y en su sencillez está su belleza, son gráficos bonitos, agradables a la vista y no molestan a la hora de ver bien lo que está pasando en pantalla, ya que molestaría que todo esté muy cargado.

El juego cuenta con un menú de inicio que es como un libro de lugares a recorrer, y dentro de cada lugar hay varias ciudades para jugar como: Florida, Tokyo, Berlin, Moscú. Y en cada ciudad habrá diferentes tipo de escenografías, como castillos, aviones volando en el área, volcanes, etc.

Las animaciones son lo que se espera de un juego de este estilo artístico, nada muy elaborado pero muy fluido. Un punto por ahí en contra es que en todos los diferentes mapas la música es exactamente la misma y las mecánicas se repiten desde el primer punto, así que donde le agarras más o menos la mano ya es todo igual cambiando solo la ubicación de las estaciones.

En cada época que juguemos, los trenes irán cambiando de modelo, dependiendo la época del evento que seleccionemos podremos encontrarnos con trenes a vapor, de carbón, trenes bala, etc. Dando así un poco de color y variedad a cada escenario.


CONCLUSIÓN

Train Valley Console Edition es la versión de PC adaptado a consolas, ya sea Xbox, Nintendo Switch o PlayStation haciéndolo más difícil, ya que fue pensado para hacer todas las acciones con mando y deberemos pausar el juego en más de una ocasión para poder completar el nivel sin perder.

Cuenta con unos gráficos agradables a la vista y unas mecánicas simples, pero divertidas, la música no destaca demasiado y después de un tiempo la saqué, porque de tan repetitiva que era me llegó a cansar un poco.

Presenta un modo historia, pero no es el típico modo que nos cuenta algo, sino que vas viviendo diferentes épocas como la URSS o Japón de los años 2000 y la curva de dificultad llega a su pico en la cuarta o quinta ciudad, después cae en picada haciendo que el juego, al ser repetitivo, sea bastante fácil. Train Valley, está pensado para desconectar y estar tranquilo.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Gamer desde la beta. Fanático de Pokémon, Zelda, Isaac, Bioshock y muchos Indies.
review-train-valley-console-editionTrain Valley es un juego bastante sencillo, pero en su sencillez radica su belleza. Nuestro trabajo es evitar la bancarrota y para eso tendremos que conectar las diferentes estaciones que salen en el mapa y hacer que los trenes lleguen lo antes posible a su destino.