Gracias a Samsung, tenemos acceso a tres versiones de sus celulares los A20, A30 y A50, en esta oportunidad hablaremos del primero de esta línea de productos, el A20.

El A20 viene a cubrir una parte del mercado que Samsung quiere aprovechar, hablamos del sector gama media-baja, este celular es parecido a los de su línea, de hecho comparten dimensiones de tamaño y pantalla algo extrañas pero que se aprovecha muchísimo. Claro está, las diferencias entre un dispositivo y otro radicará en lo que nos traiga dentro de él, ya que por ejemplo la RAM es mucho más modesta y el procesador es un Exynos 7, por ello pasemos a analizar a fondo y técnicamente cada parte de este cómodo celular.

Como bien mencionamos en la introducción de esta nota, el celular forma parte de la gama media-baja, compartiendo lugar con el Xiaomi Mi A2, Nokia 5.1 Plus, Motorola G7 y Huawei P20 Lite, aquí les dejamos la ficha técnica del A20:

Pantalla: 6.4″, 720 x 1560 pixels
Procesador:
Exynos 7884 GPU Mali G-71
RAM: 3GB
Almacenamiento:
32GB
Cámara: 13MP f/1.9 + 5MP f/2.2
Expansión: microSD
Batería: 4000 mAh
OS: Android 9.0 Pie con One UI
Dimensiones: 158.4 x 74.7 x 7.8 mm
Peso: 169 g
Precio (MercadoLibre)
$14.999 (Agosto 2019)

Diseño:

En este apartado hablaremos del diseño del A20, el cual es muy parecido a toda su línea A, la parte trasera es muy limpia, solo encontraremos el lector de huellas y el módulo de doble cámara con flash LED. Por otro lado la parte frontal posee el famoso notch pero lo más importante es el enorme panel que ocupa casi todo su espacio, excelente para ver videos, series o películas.

En cuanto a materiales la parte trasera de plástico presenta algunos problemas dejando marcas o huellas que quedan atrapadas en él. El diseño es muy bueno, aprovecha mucho la pantalla del dispositivo, y se siente cómodo al tacto, salvando el problema mencionado.

Para cerrar posee los típicos conectores que todos los celulares traen, jack 3.5mm, carga por USB-tipo C y un parlante junto a ellos todo en la parte inferior del dispositivo.

Pantalla:

El Samsung A20 tiene el mismo tamaño que el A50, algo que me llamó la atención es su pantalla AMOLED increíble de 6,4″ la cual llega a una resolución de 1560 x 720p, no es tan nítida como el panel FHD que tiene el A50 claro esta, pero la respuesta y presencia de los colores es adecuada. Si bien podemos discutir que no escala lo suficiente (a 1080p) como esperaríamos, el celular da una buena experiencia de video, de hecho para series y Youtube funciono de maravilla, si lo tenemos que comparar con otras opciones del mercado al mismo precio quizás pierda lugar pero no deja de ser una opción a la hora de ahorrar un poco.

El color y el brillo del dispositivo son sólidos, el espacio sRGB funcionó de maravilla, posee un puntaje de precisión Delta-E de 0.33 en las pruebas que realice, bastante parejo contra su competencia (Moto G7 Power). Donde el celular peca un poco es en cuanto al nivel de luz emitida por su brillo, cumple para poder ser utilizado al exterior pero se encontró por debajo de otros dispositivos que hemos testeado. Tip interesante: posee un modo nocturno para aliviar la tensión del brillo durante la noche si usamos el celular.

Rendimiento:

Entramos a un apartado discutible, el chipset del dispositivo es un Exynos 7904 un sistema de rango medio a lo que estamos acostumbrados en otros celulares. Si bien es una opción económica comparado contra el Exynos 9610 del A50 pierde rendimiento y eso se hace notar.

El A20 logró un puntaje de 95710 puntos en Antutu, puedes ver el gráfico comparativo aquí debajo:

El único problema que vi respecto del rendimiento es que al jugar juegos pesados como el PUBG, Asphalt 9: Legends, o algún que otro MOBA que instale perdía FPS al utilizar los gráficos al máximo, algo que se volvía un poco decepcionante. En cuanto al uso diario con aplicaciones como instagram, google maps o whatsapp al mismo tiempo el celular sufrió algún que otro stress pero se recupera inmediatamente.

Cámaras:

La parte trasera del A20 tiene un módulo de cámara dual la cual a penas sobresale del mismo, es una lente de 13MP con apertura f / 1.9 y un disparador de gran angular de 5MP con apertura f / 2.2.

La segunda cámara permite capturar fotos con profundidad de campo algo que le da ventaja sobre los celulares que compiten en su misma línea. La verdad que sorprende la calidad de este apartado del celular, los detalles que captura, la nitidez y sobre todo el contraste vibrante hace resaltar fotografías de las cuales no esperábamos mucho.

Para la parte de retratos el A20 posee «Live Focus», el cual hace que la cámara enfoque al sujeto permitiendo desenfocar el fondo, si bien encontramos diferencias contra celulares de alta gama esperables, brinda resultados increíbles. El premio de esta categoría es para la cámara selfie de 8MP, los colores son audaces y realistas, sin sobresaturar los rostros, además permite dar profundidad a tu entorno.

Batería:

Los 4,000 mAh de este celular cumplen con un ciclo de vida esperado, corrimos una prueba con PCMark nos dió unas 8 horas y 16 minutos de uso constante, algo que no esta mal para el día a día. Puedes ver el gráfico comparativo aquí debajo:

La carga del A20 es de 15 vatios, esto significa que la recarga de la batería es respetable, luego de 30 minutos de carga podrás obtener un 30% de batería y para llenarla te llevará 2 horas el 100%.

Sonido:

El sonido de este dispositivo es bastante bueno y con unos decibeles aceptables, si bien carece de graves posee buena definición al utilizarlo al máximo. El celular brinda una experiencia cómoda para la utilización de series o videos de Youtube, sin embargo para escuchar música puede presentar algún que otro problema de saturación e inclusive pérdida de calidad, por eso mismo considero que aprueba muy justo este apartado.

Resumen:

El Galaxy A20 viene para ocupar un espacio de mercado que Samsung no tenía, el sector de gama media-baja. Es económico, ergonómico y cómodo a la mano, posee una pantalla de tamaño considerable y la fotografía que brinda el dispositivo es muy buena.

Presenta algunos problemas respecto de los materiales que utiliza en su parte trasera, se marca fácilmente con los dedos y por otra parte es sensible al roce con otros materiales (recomendamos comprar una funda).

Por otro lado tiene un tema con el rendimiento, las aplicaciones pesadas no son de su agrado y obtuvimos algunos problemas al correr juegos con su calidad al máximo.

Pese a todo esto es un celular que sorprende en pantalla, nitidez y colores, da una buena experiencia de smartphone por un costo bajo en el mercado, una posibilidad asequible para entrar al mundo de los celulares Samsung.