Balas, sangre y muchos demonios es lo que ofrece Scathe, el nuevo FPS Bullethell del desarrollador Damage State y el editor Kwalee. El juego es un shooter que muestra una inspiracion en Doom, Quake y Unreal Tournament por sus colores oscuros en un contexto que representa el infierno lleno de demonios y lugares secretos.


INTRODUCCIÓN

El juego es un verdadero infierno de balas y enemigos, presentando una estética visual 3D realista que se puede apreciar solo cuando no hay enemigos cerca. Con unos mapas inmersivos, cargados de trampas, enemigos y escondites hace que a veces se intente descubrir todo el lugar y en otras ocasiones salgamos lo más rápido de él.

scathe-1

Iniciamos como Scathe, la creación de uno de los dos Dioses que existen en este mundo, los cuales representan el cielo y el infierno. Al comenzar, el personaje es llamado por su creador y se le encomienda poner freno al intento de su hermano (el Dios del infierno) por apoderarse del mundo. Sin mucho más preámbulo, nos envían directamente al infierno para lograr el objetivo.

Al llegar al infierno nos encontramos con un laberinto gigante, lleno de calabozos que representan los niveles. Algunos se conectan entre sí por lo que tendremos que saber en que dirección seguir, además, a lo largo de los calabozos aparecerán nuevos enemigos y nuevas armas.

scathe-11


JUGABILIDAD

Como un buen FPS, el juego se probó con mouse y teclado, y a medida que el juego avanzaba se pensó menos en un joystick ya que aparecían más elementos para jugar. Cabe destacar que el juego presenta un modo de juego para un jugador y también cooperativo hasta 4 jugadores, otro dato relevante es que no presenta niveles de dificultad adaptables.

scathe-42

Con respecto a la interfaz, el juego presenta pocos elementos en pantalla como la barra de salud, barra de habilidades y cantidad de vidas restantes en la esquina inferior izquierda; del lado derecho muestra la munición del arma equipada y una barra de habilidad de esquive. Por último, aparece el puntaje obtenido en la esquina superior izquierda y las runas obtenidas en el mapa en la esquina superior derecha. Considero que es una interfaz limpia, ya que es necesario tener mayor visión de los enemigos, mapas y balas a la hora de jugar, y con una interfaz cargada eso se vería afectado.

scathe-7

Una de las características originales del juego es que al recibir daño, nuestra pantalla se manchará con sangre obstruyendo así la visión y para eso tenemos una tecla especifica que sirve para «limpiar la cara» y mejorar la vista. Con respecto a la velocidad del juego, se puede apreciar una gran similitud con los juegos mencionados anteriormente ya que el personaje se mueve a gran velocidad, lo que permite dejar atrás enemigos, esquivar balas y acceder a lugares secretos.

Objetivos

El objetivo principal del juego es avanzar hasta el final del laberinto para encontrar y poner freno al hermano de nuestro creador. Para ello tendremos que atravesar distintos niveles con diferentes estrategias. Algunos mapas se podrán atravesar de principio a fin, siempre que sobreviva el personaje de una puerta a otra; otros mapas presentarán sus puertas cerradas hasta eliminar cierta cantidad de enemigos; en algunos niveles debemos eliminar a un jefe y sobrevivir al resto de los enemigos; y en otros podremos solo descansar y obtener nuevas armas.

scathe-23

A lo largo de los mapas, además de enemigos y trampas, se encontrará munición, botiquines de salud, vidas extras, y otros objetos coleccionables que por lo general estarán fuera del camino habitual. También se puede interactuar con algunos interruptores para acceder a escondites y conseguir reliquias con nuevos poderes.

Armas

El arma principal que nos acompaña desde el inicio es una ametralladora con balas infinitas, ya sea para el disparo primario o secundario. A medida que avanzamos por los diferentes niveles tenemos la posibilidad de llegar a las Cámaras, que son lugares para descansar de los enemigos y en donde encontraremos nuevas armas con su munición.

Cada arma tiene un disparo especifico tanto para el disparo primario como para el secundario, aunque cabe mencionar que no se pudo apreciar la diferencia entre los disparos primarios de algunas armas. Entre las armas disponibles podemos encontrar: Martillo Infernal, Fila Ballesta, Destripadora, Eclosión Ígnea, Trueno, Cuervo.

Magia Negra

En el primer nivel logramos conseguir una Reliquia, que al colocarla en la mano izquierda permite generar distintas habilidades. Para poder usar la habilidad especifica es necesario cargar una barra con «Almas» que dejarán los enemigos al morir. A medida que avanzamos, se pueden conseguir otras Reliquias con diferentes habilidades que nos ayudarán en todo el camino. Es importante mencionar que no siempre están a la vista o en nuestro camino principal por lo que tendremos que estar atentos a los detalles.

Controles

Al ser un FPS, los controles corresponden a los de la categoría como son los botones de movimiento y disparo primario / secundario. Pasando a los controles especiales, como se mencionó antes, se dedica un botón a la habilidad de limpiarse la cara para mejorar la visión, ésa va a ser una tecla usada permanentemente.

Por otro lado, el botón dedicado comúnmente a correr, en éste juego nos permite hacer un «dash» o esquive que sirve para acceder a lugares difíciles, esquivar balas enemigas y también funciona como golpe cuerpo a cuerpo para atravesar a algunos enemigos. Además, se presenta una tecla para cambiar entre las reliquias disponibles y otro botón para activar la habilidad. Por último, para cambiar entre las armas disponibles, lo podemos hacer usando la rueda del mouse o con las teclas numéricas como en la mayoría de los FPS.

scathe-99

Mapa

Nos encontramos en un laberinto hecho y derecho, donde las salas (niveles) están interconectadas con una o varias salas a la vez, por lo que tendremos que tomar la decisión de elegir nuestro camino (si es que podemos) y encontrar la puerta adecuada. Las Cámaras funcionan como una especie de checkpoint desde donde podemos iniciar en caso de perder todas las vidas.

Al mapa se puede acceder con un botón dedicado o mediante el menú de pausa, pero cualquiera de los métodos pausarán el juego. Esto permite tomar una mejor decisión a la hora de elegir nuestro próximo destino. El juego no posee un mini mapa en pantalla que permita ver el calabozo, por lo que tendremos que avanzar y retroceder si queremos tomar un rumbo distinto, tampoco tendremos un viaje rápido para saltear niveles.

Enemigos

Una amplia gama de enemigos con distintas mecánicas nos esperan en el infierno. En el juego se irán descubriendo enemigos cada vez más complejos, entre los que podremos encontrar desde demonios, insectos, torretas y mucho más. A la mayoría de ellos se los puede eliminar, salvo las torretas las cuales tendremos que esquivar o evitar.

Dentro del juego nos podemos encontrar con jefes que nos harán la estadía en el infierno un poco más desagradable. Sumado a los enemigos, cada mapa nos presentará distintos tipos de elementos que nos lastimarán o incluso nos llevarán a la muerte, como pueden ser fugas de fuego, lanzas, precipicios y más.

Multijugador

El modo multijugador permite jugar con hasta 4 personas en una partida, la cual coincide con el avance en la historia del creador de la sala, por lo que quien ingrese en esa partida se encontrará en el nivel logrado por el creador. Cabe destacar que las personas que se sumen a la partida compartirán dichos avances incluidas las armas y reliquias que no hayan sido desbloqueadas. Además, así como se comparten los avances, también se comparten las vidas, esto quiere decir que el número limitado de vidas ahora se dividen entre los participantes, por lo que las convierte en un recurso mucho más preciado.


PRESENTACIÓN

Los gráficos del juego son bastante inmersivos, realistas, y muy bien logrados. Se asemeja mucho a las últimas entregas de DOOM, con una estética lúgubre de colores apagados, contrastados con colores flúor que presentan los enemigos y elementos consumibles.

Las texturas implementadas en el juego están muy bien logradas, ya sea para enemigos, sangre o contexto en general. Eso se puede apreciar en cada rincón que se recorra. Lo que deja un poco que desear son algunos proyectiles de enemigos que me parecen un poco rudimentarios o se aprecian como imágenes que viajan en el aire. Sin embargo, es un muy buen producto logrado por parte de un equipo independiente.

scathe-111

En cuanto a la música, lo que se puede apreciar en el menú es una pista que se reproduce en loop con un estilo que combina el Metal con la cultura vikinga. Durante el juego hay una pista que se repite permanentemente y en situaciones de conflicto se modifica para ser más inmersiva. El juego se encuentra con las voces en inglés, pero posee interfaz y subtítulos en español.


CONCLUSIÓN

Scathe me pareció un juego que imita a otros ya existentes del género, agregando algunas características originales como la complejidad de jugar con la pantalla manchada y la Magia Negra que debe elegirse cuidadosamente para el momento adecuado de la batalla. Otra característica que considero relevante destacar es la no-linealidad de los niveles, ya que al tratarse de un laberinto con «nodos» interconectados es muy probable que se repita el paso por alguno de ellos.

Si bien el juego es entretenido en cuanto al dinamismo y frenetismo de las batallas, en muchas ocasiones se volvió frustrante, lo que disminuyó la motivación para jugar nuevamente. Por un lado, un tipo de enemigo especifico me pareció de mucha complejidad a la hora de eliminarlo (debido a su gran movilidad y salud total), además en algunos mapas su lugar de aparición era infranqueable por lo que muchas veces me encontré con los enemigos sin opciones de defensa y los mismos generan demasiado daño. 

Dejando esas cuestiones de lado, considero que el precio es adecuado al producto final, pero me parece elevado en comparación con otros juegos del mismo género que considero más entretenidos. Siento que al juego le falta algo, la movilidad de los enemigos se ve poco fluida y realista, como si se tratara de robots disfrazados de demonios. Además, no presenta casi nada de contextualización o historia como para ponernos al tanto de la situación, lo que lo convierte aún más en una imitación.