Assassin’s Creed Oddysey es el nuevo título de la saga Assassin’s Creed, el mismo transcurre en grecia e intenta llevarnos en la piel de un espartano lo cual analizaremos en este review.

AC: Oddysey comienza hace 2400 años en lo que se conoce como «Guerra del Peloponeso», un conflicto militar de la Antigua Grecia que enfrentó a las ciudades formadas por la Liga de Delos y la Liga del Peloponeso donde Athenas se disputaba el dominio con Esparta de la antigua Grecia. En el juego podremos recorrer tierra y mar, galopando o navegando, según nuestra decisión para avanzar en el basto mundo de Grecia.

En cuanto al mundo es el más grande conocido hasta el momento de la saga, es vibrante, con colores llamativos y por zonas muy marcadas, el agua azul del mar Egeo, los ríos y senderos de Grecia hacen de un ambiente ideal para sentirnos parte del entorno. Además este lugar icónico es reconocido por esculturas, por su construcciones, las increíbles islas, playas, que forman junto a estatuas titánicas recrear esa antigua civilización que habitó en Europa.

Algo que nos llama la atención en esta versión del juego es que por primera vez podemos elegir si queremos jugar con un hombre o con una mujer, Alexios o Kassandra. Respecto de lo que es animaciones faciales son bastante superlativas, y consideramos que están bien trabajadas, desde un signo de disgusto o confusión sin necesidad de que elaboren un diálogo al respecto.

En general respecto de las decisiones de diálogo no influyen mucho en cuanto a como se forma el personaje principal. Si realizamos misiones secundarias y optamos por ayudar de forma gratuita o cobrar y mentir al respecto para llevarnos la recompensa no generaremos cambios trascendentales pero quizás si podría pasar que alguno de esos personajes vivan o mueran.

A medida que asesinemos o cometamos delitos nos ponemos en evidencia o en el peligro de que alguien ponga un precio sobre nuestra cabeza, lo que da lugar a un nuevo sistema de notoriedad y de juego en Odyssey. Por ejemplo si realizamos muchos crímenes un grupo de mercenarios puede tranquilamente intentar cazarnos y rastrearnos en todo momento hasta eliminarnos. Durante el comienzo del juego estos enfrentamientos pueden ser fáciles, de hecho los vamos a derrotar fácilmente, sin embargo al subir de nivel por ejemplo en el 35 ya se vuelve algo complicado, tanto que pueden darnos un dolor de cabeza en más de una ocasión.

Para remarcar es importante hablar que al destruir suministros, saquear cofres o derrotar líderes comenzaremos una batalla de conquista en el territorio que ocupamos. Si bien son batallas cuerpo a cuerpo o navales dan una muy buena recompensa y recrean escenarios de batallas increíbles de la guerra de Esparta o Atenas.

Las armas del juego son espadas, dagas, hachas, mazas, lanzas y algunas sorpresas que prefiero que revelen por sí solos, todo lo cual se comporta de manera esperable, el combate es fácil de comprender pero continúa con el legado de Origins su predecesor. El juego brinda la oportunidad de encontrar una gran cantidad de equipos, los cuales se pueden actualizar y mejorar con grandes ventajas. La libertad que nos brinda estas opciones nos dejan jugar con un misma arma durante todo el juego, actualizándola o en el caso de no tener recursos para ello reemplazarla por una mejor a medida que avanzamos por el título.

Los niveles de experiencia y el avanzar mediante este sistema puede volver algo tedioso al final ya que es complicado obtener recompensas. La progresión proviene de tres árboles de habilidades distintas que nos brinda el juego: «Guerrero» (cuerpo a cuerpo), «Cazador» (a distancia) y «Asesino» (sigilo). Cada uno de ellos posee habilidades realmente poderosas las cuales pueden devastar el campo de batalla de manera brutal. Estas características nos deja adaptar a nuestro mercenario con el estilo de juego que más cercano se encuentre al gusto del jugador.

La guerra naval es un tema aparte en este análisis, el sistema de combate se basa en disparar una lluvia de flechas, embestir, usar jabalinas y no mucho más. Si bien podemos mejorar el daño por ejemplo de las flechas e incursionar en actualizaciones de la embarcación lejos esta de ser el combate naval de aquel juego de Assassin’s Creed de piratas, el cual al día de hoy creo fue uno de los mejores de la saga. Es para destacar que los soldados que vemos hasta los generales espartanos pueden ser sometidos y reclutados para nuestra embarcación, un giro o guiño a «Shadow of War» seguramente.

Me gustaría hablar de la historia y la trama del juego, es realmente excelente y no quiero profundizar en detalles para no arruinarles la experiencia pero puedo contar que la historia principal se complementa paso por paso, desde un gran drama familiar hasta la conocida historia de templarios contra asesinos la cual les dejo para que revelen.

Creo que toque ambos apartados pero, los gráficos y sonido del juego son impresionantes, es un juego alucinante realmente trabajado desde el ciclo de día y noche, los atardeceres, la calidad del agua, cada detalle en estos puntos son magníficos y hacen un complemento ideal para que el juego triunfe.

Conclusión

Assassin’s Creed Odyssey lleva a la saga a un nuevo comienzo, una nueva etapa con un mapa enorme jamás visto en las entregas anteriores. Continúa el legado de Origins donde el sistema de combate y de juego ha cambiado por completo, por suerte para la mayoría, el cual ha sido aceptado y por el que nos podemos mover por la historia del título subiendo de nivel y adquiriendo habilidades que nos dejaran ganar terreno. Los gráficos y el sonido del juego es magnífico, es una gran versión y de los Assassin’s Creed hasta el momento uno de los mejores. Lo único que dejo a colación para poder criticar puede ser el combate naval, y los niveles altos de experiencia que quizás se complican llegar a ellos y avanzar allí, luego de eso es un muy buen juego y recomendable de principio a fin.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Historia