Robot Entertainment nos trae la cuarta entrega de la serie Orcs Must Die!, un tower defense donde debemos detener a las legiones de orcos haciendo uso de unas trampas y nuestro ingenio.


INTRODUCCIÓN

En Orcs Must Die! 3 continuaremos con las aventuras de la Orden para detener a los malvados orcos, esta vez sin la ayuda de Maximilian pero con unos nuevos aprendices que prometen mucho.

Ellos son Egan, un joven que nació con el poder de usar la magia de las fisuras y Kelsey, la aprendiz más estudiosa de la Orden. Durante el transcurso del juego podremos usar a ambos personajes y ver cual se adecua más a nuestra forma de jugar.


JUGABILIDAD

En este apartado Orcs Must Die! 3 es similar a sus anteriores entregas, podes comprar las trampas matando enemigos y además de mejorarlas al terminar cada nivel, pero ya pulida al máximo. En el juego deberemos matar a los orcos protegiendo la fisura del mapa en el que estemos, cosa que no se siente ningún tipo de trabajo ya que están super bien diseñados para poder controlarlos, tanto solos o con un compañero cada rincón por donde aparezcan esas alimañas.

Algo a destacar es que las trampas se sienten como lo que es, un complemento, sin ellas el número de hostiles nos abrumaría y perderíamos. Por otro lado, si las dejamos solas hay enemigos que sobrevivirían o las evadirían y seguiríamos perdiendo, por lo que debemos ser ingeniosos para administrarlas como también saber donde disparar.

Tendremos tres dificultades que también podremos cambiar en cualquier momento de nuestra partida:

  • Aprendiz: donde los enemigos son más lentos y débiles además de tener un tiempo infinito entre oleadas.
  • Mago: la dificultad normal de Orcs Must Die!
  • Señor de las Fisuras: donde los orcos son más fuertes, llevan escudos, hay menor tiempo entre oleadas y los puntos de la fisura son reducidos a la mitad.

El débil de su servidor lo jugó en Aprendiz, más que todo para ver la curva de aprendizaje del juego (no porque sea malo en el juego claramente) pero me dejó ver que a medida que avanzas por los mapas, la dificultad va subiendo de manera que no se te hace fácil ni extremadamente complicado, lo cual se agradece.

Al momento de jugar los mapas tendremos dos tipos, los Normales donde solo deberemos defender la ubicación con armas y trampas normales y los Escenarios de Guerra donde literalmente seremos bombardeados con miles de enemigos como si se tratara del Paso de las Termópilas. En estos niveles tendremos acceso a trampas más poderosas del maestro Cygnus para poder combatir semejante oleada de enemigos. En total para desbloquear tendremos 64 elementos, desde armas que usarán nuestros personajes, hasta trampas para sobrepasar cada mapa épicamente.

Pero esto no se queda acá, cinco modos de juego nos trae el nuevo Orcs Must Die!, estos abarcan dos campañas, la principal llamada Old Friends y otra llamada Drastic Steps donde seguiremos las aventuras de Maximilian luego de dejar la Orden, un modo llamado Revuelta, que consta de 5 fases donde irás ganando efectos negativos y positivos por cada mapa que finalices al estilo Roguelike. Otro modo se llama Supervivencia, donde tendrás que aguantar la mayor cantidad de oleadas posibles antes de caer ante semejantes y poderosos enemigos y para terminar, Desafios Semanales donde podremos probar distintas modalidades, desde empezar sin dinero para trampas hasta uno donde solo estás a un punto de fisura de perderlo todo.


PRESENTACIÓN

Gráficamente Orcs Must Die! 3 es una delicia visual, para mejor rendimiento lo jugué en mínimo pero aún así se veía sorprendentemente cada parte de los escenarios y los enemigos. Solo hay que añadir que en algunos momentos donde el número de enemigos es muy alto, hay bajones momentáneos de FPS.

Los diseños de los enemigos son detallados, cada uno es distinto del anterior y hay una gama impresionante, desde simples orcos hasta poderosos demonios y en cada mapa nos encontraremos con distintos enemigos lo que hace que no se sienta monótono a la vista.

El único detalle de los modelos es que al momento de morir explotan de manera extraña pero solo ocurre en algunos casos, luego de eso casi cada animación es muy realista (dentro de lo que cabe en un mundo donde los orcos quieren matarte).

La banda sonora es espléndida, la música es acorde a cada nivel, en los Escenarios de Guerra realmente podemos sentirnos dentro, como si estuviéramos usando cada fibra de nuestro cuerpo para detener a los enemigos, los sonidos de cada arma, trampa y enemigo son muy buenos y se sienten diferentes y únicos, fue agradable tener un doblaje aunque sea español de España ya que además de no tener que leer nos trae algunas joyitas de parte de los orcos que solo jugando me entenderán.

Casi cada mapa está hecho a la perfección y digo casi porque en algunos como el mapa Distancias Cortas nos deja fácilmente el acceso hacia cada zona, pero en cambio hay algunos como Fortaleza Secreta que simplemente es difícil y desastroso a la hora de controlarlo, más aún en solitario.


HISTORIA

Atrás de hacer explotar orcos y que una andanada de flechas y pinchos acabe con su existencia hay una historia muy interesante.

Los orcos comienzan a golpear con más fuerza, no se había visto semejante número desde las antiguas épocas de Cygnus, algo está pasando y el deber de nuestros héroes es detenerlo. La historia nos devela con sutilices lo ocurrido, dos amigos inseparables que de pronto para proteger a la humanidad uno es traicionado y expulsado de la Orden, ahora quiere venganza y hará lo que esté en su poder para conseguirla.


CONCLUSIÓN

Orcs Must Die! 3 desarrollado por Robot Entertainment es un tower defense donde deberemos junto a nuestras trampas intentar derrotar a los orcos que quieren atravesar las fisuras, puedes conseguirlo a través de Steam.

Es un regreso triunfal a la saga, recupera ese sentimiento de adrenalina ya perdido tiempo atrás, la jugabilidad es impresionante y fácil de aprender tanto como si eres nuevo en la saga como si los haz jugado a todos. El cambio en los mapas y en los enemigos hace que no sea tan monótono cada nivel que jugas, además de que con sus modos extra de juegos tienes diversión para rato.

La banda sonora es muy buena y acorde, así como los sonidos de cada objeto y personaje, el doblaje es bueno y recomiendo jugarlo en español para llevarte algunas risas más mientras tratas de que no te maten. Gráficamente es impresionante lo único que cabe destacar es que en los Escenarios de Guerra o en las oleadas más altas al ser mayor la cantidad de enemigos a veces sufre bajones de FPS el juego, en muy contadas ocasiones, créanme que no afecta en casi nada la experiencia de juego.

Orcs Must Die! 3 me parece simplemente un juego grandioso, digno de la saga y una obligación para que lo juegues a penas puedas y si es con un amigo mucho mejor.