Electronic Arts y Motive Studios nos traen un nuevo juego de la saga de Star Wars, esta vez Squadrons, disponible tanto en PC, Playstation y Xbox. Squadrons es un simulador de combate de naves espaciales donde podemos luchar como el Imperio o la Nueva República.

El título además se puede jugar en realidad virtual algo que por lo general se realiza en forma exclusiva.

INTRODUCCIÓN

Nos situamos tras los sucesos de El Retorno del Jedi (VI), tras la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte. 

Squadrons está centrado en su modo multijugador, pero cuenta con un modo historia que nos sirve como introducción y a la vez de un mega tutorial, donde nos explicarán que hace cada nave y como navegar dentro de este gran simulador de batallas espaciales.

Para no entrar dentro de la zona de spoilers, el juego nos cuenta la historia de ambas caras de la moneda, como la «Resistencia» y también como el «Imperio». Veremos cinemáticas, y escenas donde nuestros personajes (personalizable desde el comienzo) interactuarán, pero no nos permite tener control de ellos, habrá momentos donde veremos a nuestro piloto dentro del hangar en primera persona, pero solo podemos mover la vista y poco más.

Recalco, el título no está centrado por su historia, sino por las batallas multijugador que hablaremos más adelante, en definitiva, la historia es un buen complemento.

JUGABILIDAD

Star Wars: Squadrons es un simulador de batallas espaciales por lo que todo el juego está centrado en eso, luchar contra naves enemigas.

Algo que tengo que decir es que esta hecho para ser jugado con mando, probé ambos periféricos del cual el teclado es mucho más complejo de maniobrar y de utilizar todas las funciones con las teclas, en cambio utilizando un mando está todo al alcance, y no es ningún problema el apuntado, ya que la nave se moverá en torno a la mira.  Seguramente sea mucho más sencillo jugar con un control especial de vuelos, pero no tuve la oportunidad de probarlo.

Inmersión

Lo más interesante del título es lo inmerso que es, además del añadido de realidad virtual que no se ve en muchos juegos. La cámara de nuestro piloto es en primera persona, por lo que estamos constantemente viendo la cabina de la nave, y acá es donde la configuración entra en juego.

En la configuración tenemos dos opciones disponibles para personalizar la «Experiencia del piloto»: Estándar, recibiremos en la pantalla ayuda en la interfaz para tener mejor claridad a que enemigos apuntamos y ubicaciones de aliados y enemigos. Para una mejor experiencia e inmersión el otro modo es «Solo instrumentos», dentro de este utilizaremos los instrumentos de la propia nave para ver estos indicadores. Esta configuración parece mínima, pero permite sumergirnos aún más en el universo de SW.

Movernos con la nave ya es todo un logro, si le sumamos el combate contra jugadores se puede complicar un poco más. Se puede decir que el título es «difícil» para el jugador promedio, pero puede ser maestreado si nos ponemos a practicar en el modo «Entrenamiento».

Lo clave de su jugabilidad es la distribución de energía de la nave, en momentos donde estamos escapando de un caza podemos poner la potencia máxima en escudos, si estamos luchando optar por priorizar las armas, pero si necesitamos más velocidad moverla al motor. También podemos optar por poner potencia máxima en los escudos traseros o delanteros dependiendo de donde nos disparen. Es algo difícil pero a la vez introduce dificultad a la hora de batallar.

Lo divertido del juego es simplemente eso, poder manejar las famosísimas naves de Star Wars y llevarlas al rumbo que queremos, maniobrar en el espacio para poder destruir a las naves enemigas sin ser derrotados es algo que el juego logra a la perfección, pero se queda corto en otros aspectos que veremos a continuación.

Modos de juego

En cuanto a modos de juegos, además de la historia, cuenta con  otros dos para multijugador:

  • En Combate espacial lucharán dos escuadrones de cinco pilotos, uno del Imperio y otro de La Nueva Republica en un «deathmatch» por ver quien destruye más naves.
  • Batallas de flotas es un poco más complejo, pero divertido de jugar: este modo lucharemos por un objetivo concreto, destruir la nave insignia enemiga y para ello debemos bajar la moral enemiga para poder avanzar de a poco, porque si no será la propia nave madre las que nos terminará destruyendo. Además, este modo es el único que permite jugar contra la IA.

Estos dos modos son los únicos disponibles, alrededor de seis mapas diferentes. A mi gusto, es poco, además el juego está centrado en el multijugador y si le sumamos a que no habrá actualizaciones con más contenido parece un poco pobre. EA aclaró que el juego no recibirá ningún tipo de DLC pago o nuevos modos de juego, ni micro-transacciones de ningún tipo, haciendo al juego de una única compra.

Hangar

El incentivo para jugar al online son los cosméticos y la personalización que le podemos dar a las naves. 

Lo principal que podemos editar son los componentes, desde el arma principal hasta el motor, escudos, el casco, etc. permitiendo modificar tu nave favorita como vos querés, algunos de estos componentes nos dan mejoras como más % en el escudo, y cambios en los valores de salud máxima, maniobrabilidad, entre otros.

Lo demás son puro cosméticos teniendo: pintura, calcomanías, hologramas, muñecos en el tablero y colgantes, todos se consiguen jugando al multijugador y comprándolo con Gloria que es la «moneda del juego» junto a los «CUBOS».

Entre las aeronaves para la Republica / Imperio tenemos: 

  • X-WING T-65B – (Caza) – CAZA TIE/LN
  • Y-WING BTL-A4 – (Bombardero) – Bombardero TIE/SA
  • A-WING RZ-1 – (Interceptor) – Interceptor TIE/IN
  • CAÑONERA U-WING – (Apoyo) – Segador TIE/RP

Cada uno de estas son las famosas «clases» que podemos jugar, siendo el caza la nave para destruir enemigos, bombardero que sirve de «support», el interceptor es la más rápida y la de apoyo sirve para dar suministro entre otras cosas.

Pilotos

La personalización de los pilotos de ambos bandos es otra de las características de SW, al comienzo de todo el juego personalizamos a ambos con un rango limitado de aspectos, pero después podemos personalizarlos aún más, cambiando el aspecto de la cabeza, casco, trajes, gestos, poses de victorias entre otras cosas, incentivando de alguna forma a jugar a su modo mutijugador.

Desafíos

Dentro de los desafíos tenemos nuestras misiones diarias que nos otorgan gloria y se reinician por día, y los desafíos de operación que duran mucho más tiempo, pero otorgan un cosmético para personalizar a nuestros pilotos.

En Squadrons tenemos bastantes cosas para hacer, pero solo para aquellos grandes fanáticos del universo de Star Wars, ya que con solo dos modos de juego, el multijugador se puede tornar un poco aburrido para los jugadores que no están buscando un simulador de batallas espaciales.

PRESENTACIÓN

El título está disponible tanto en PC como Xbox One y Playstation 4, y su apartado gráfico es EXCELENTE.

Se puede notar el nivel de detalles de las naves haciéndolas únicas, sin mencionar la inmersión que logra. Además, por más que los detalles solo se puedan notar en las naves, el juego es super realista (dentro del universo de SW), es como si estuviéramos viendo una película. 

Algo que debemos tener en cuenta al ver su apartado gráfico es que el título al ser en primera persona siempre veremos la cabina de la nave, y esta no decepciona nada. Prácticamente toda la cabina es parte de nuestra «interfaz» permitiendo ver el porcentaje de escudo restante, ver la cantidad de misiles, incluso configurar como responderá la energía de la nave si queremos tener potencia máxima en velocidad, en escudos, en daño, o inclusivo intermedio.

Un punto en contra que tiene esto es la carga del juego, recomiendo utilizar un disco SSD, ya que sino, el juego tarda alrededor de 3 minutos aproximadamente para cargar, sumado a otros minutos más para poder jugar, me pareció extraño que suceda y me parece que es más una falta de optimización y no un problema de mi computadora.

En cuanto a la música, no decepciono en nada, el compositor Gordy Habb, es conocido por haber trabajado en títulos de SW como por ejemplo Star Wars Jedi: Fallen Order, SW Battlefront I y II, e hizo un muy buen trabajo en este título, incluso está nominado a los BAFTA por este trabajo.

Otro factor importante dentro de este simulador son los sonidos de las naves, por ejemplo, cuando disparamos o si el androide está reparando el casco dañado, se escucha muy bien y todo ayuda a que sea aún más inmersivo.

CONCLUSIÓN

Star Wars: Squadrons es el último título de Electronic Arts dentro del mundo de Star Wars, y si bien está centrado en el multijugador veremos una historia única continuando desde el Episodio VI. 

El juego está disponible en todas las consolas (salvo en Nintendo Switch) e incluso es compatible con la realidad virtual, algo que pocas veces vemos. Al ser un juego VR pero a la vez compatible para ser jugado sin los cascos, el juego se encuentra en primera persona, y esto es un punto a favor, ya que permite una inmersión perfecta.

Lo negativo son los pocos modos de juego disponibles para el multijugador, solo son dos modos y según las declaraciones EA no tiene intenciones de expandir este apartado. Esto se nivela con la gran jugabilidad que aporta el juego, si bien es complejo el manejo de las naves, para los fanáticos del mundo de SW es un título imperdible, sumado a la música y el sonido que no defrauda en nada.

Squadrons es el último simulador de batallas espaciales desde su último juego, Battlefront II, pero no logró cumplir mis expectativas, ¿será que EA tiene planes para un SW Battlefront III?