Bienvenidos a una nueva review de Gaming Coffee, hoy nos encontramos con el título desarrollado por Novarama, creadores de la reconocida serie Invizimals, llamado Killsquad.

Este título abandona el clásico trabajo que tuvo el estudio sobre la consola Playstation para pasar al PC, es un juego de aventura, A-RPG y acción. Al comenzar nos ofrecen 4 personajes que podemos probar a elección, ellos son: Troy, Kosmo, Cass y Zero, asesinos por naturaleza listos para acabar con cualquier amenaza del espacio.

Troy es un pistolero, posee dos revólveres al mejor estilo cowboy, su principal ataque son disparos rápidos y precisos, por otro lado tenemos un «disparo potente», «disparo marcado» (una especie de McCree de Overwatch) y el «disparo gravitatorio» el cual además tiene un movimiento para esquivar ataques al lanzarlo. Las definitivas del personaje son «Tormenta de balas», una especie de ataque similar a Valla en Heroes of the Storm y «Clones Sombra».

Kosmo por otro lado es un tanque, posee un martillo y aplasta a los enemigos con gran fuerza. Posee habilidades como «torbellino», un golpe con carga para abrirse paso entre los enemigos y «escudo vitales» para sobrevivir el cuerpo a cuerpo. Sus definitivas son «Golpe Aéreo» y «Matriz Protectora» que desvía ataques de los enemigos que tengamos cerca.

Cass es una guerrera, la más rápida y letal de los héroes. Tiene gran agilidad y una katana super afilada, es menos resistente que los otros personajes pero tiene gran daño. Sus ataques principales son la Katana y los Shuriken, además puede volverse invisible durante unos segundos. Su dash además de posicionarnos hace gran daño a los enemigos, sus definitivas son «Shinkansen» (un golpe super potente) y «Phase Breaker».

Zero por último es el francotirador y healer del grupo, un personaje de ataque a distancia. Posee un rifle con un rayo de energía potente, además sus habilidades potencian el rayo, permite poner una trampa eléctrica y montar un «medikit» que se carga a medida que pasa el tiempo (al mejor estilo bardo en League of Legends). Sus definitivas son «Barrera Electromagnética» que lo envuelve protege y daña a los enemigos, y por último «Generación de Tanques de Salud» creando 5 «medikits» que pueden ser utilizados por nuestros aliados.

El juego en sí es bastante simple, elegimos un héroe y vamos a ver la lista de «contratos» que tenemos para elegir, cada uno con su propio nivel (el cual se compara contra el nivel de nuestra cuenta, por ejemplo: un contrato de «Vector» 10 es recomendado para una cuenta que posea el nivel 10 o superior). Si bien el «vector» no nos limita a ir por contratos más difíciles, nos costará mucho más completarlos, aunque nos pueden ayudar personas de vector superior al nuestro. Una vez que elegimos el contrato se habilitará una opción de matchmaking la cual tiene algunos problemas para la región de latinoamérica, dado que se demora demasiado en encontrar personas, quizás deberían retocar este punto para reducir el tiempo de espera (algo de 20 minutos a veces o más).

El famoso «vector» es muy similar al reconocido juego Destiny, el cual nos aumenta según vayamos equipando al personaje, el problema en Killsquad es que tenemos solo 3 ítems para equipar. Estos que mejoran el nivel son: Un arma, un Equipamiento de Apoyo y un Equipamiento prototipo, los cuales tienen «pasivas» y en el caso del arma, he podido aplicarle una mejora potenciando su daño, por lo que a mayor nivel de ítem, más nivel de «Vector» de personaje, por lo que más poderoso se vuelve.

Una vez que entramos al nivel, eliminamos enemigos (criaturas en general), matamos algunos elites al mejor estilo Diablo 3, y llegamos a la etapa final donde recibiremos un cofre con recompensas. Estas recompensas pueden ser piezas, créditos o ADN (el cual se convierte en créditos al terminar la partida, o puede ser usado durante la misma para mejorar nuestra vida, escudo, etc.)

Los créditos podemos gastarlos en una «tienda» donde podemos comprar armas para cada tipo de personaje (están divididas por clase), equipamiento de apoyo o prototipo para aumentar el nivel de «Vector».

Los contratos «Vector» van de nivel 5 hasta 120, lo que supone en principio y a simple vista contenido por un largo período de tiempo, pero lamentablemente no todo es color de rosas, en aproximadamente unas 5 horas a penas pudimos llegar a nivel 10 con suerte, teniendo que repetir las mismas misiones una y otra vez, dado que los contratos escalan de forma muy abrupta (nivel 5, 15, 20, 30, etc.).

Durante la partida tenemos una serie de habilidades que se van desbloqueando a medida que subimos de nivel. Cada partida que jugamos comenzamos en nivel 0 y podemos llegar hasta el 10, cada nivel par nos deja aprender nuevas habilidades. Esto es un sistema parecido a Heroes of the Storm, si lo has jugado claramente sabes de que hablo, pero básicamente se te abre un menú que permite elegir habilidades nuevas al subir de nivel con varias opciones, personalizando el personaje como quieras en cada partida.

Cada héroe cuenta con habilidades únicas de su clase, podemos aumentarlas o potenciarlas, o caso contrario optar por nuevas opciones. Aquí uno de los puntos fuertes del juego, esta mezcla de acción del Diablo 3 con el sistema de progresión de Heroes of the Storm, logrando combinaciones infinitas de personajes y habilidades.

Algo que quizás es un poco abrupto es la forma en que el juego se presenta, no hay tutoriales, no hay presentación, no hay historia, directamente un menú de selección de héroes, contratos, y a pelear. Siento que por este lado le falta algo, alguna razón por la que pelear, un motivo, un objetivo, lo único que tenemos en mente es mejorar nuestro «Vector» y hacer el personaje más poderoso. El juego permite unirse con hasta 3 amigos creando un grupo de 4 jugadores, y ojo con esto, cuantas más personas ingresen a la partida, al igual que en Diablo, la vida de los enemigos aumenta (algo positivo para el juego) logrando que no sea tan fácil.

El juego está diseñado en Unreal Engine 4, logrando mapas alucinantes, sombras increíbles, gráficos muy llamativos y efectos despampanantes. Los niveles están super detallados, se nota el trabajo en ellos, de hecho lo único criticable quizás es la forma en que aparecen los enemigos que se «teletransportan» por así decirlo o «materializan» de la nada, y eso es un poco extraño. Las animaciones de los personajes me encantaron, de hecho los movimientos están muy bien pulidos, y ojo que la mecánica de esquivar anula cualquier habilidad, si como escuchaste, si estoy lanzando un ataque y necesito esquivar se frenará el ataque, pudiendo dashear correctamente.

Durante los contratos en cada mapa tendremos algunas dificultades que sortear, además de los enemigos nos encontraremos con minas terrestres, postes que lanzarán bolas de energía, rayos solares y meteoritos que habrá que esquivar para no perder vida mientras los enemigos se lanzan sobre nosotros. No hay explicación coherente para esto pero agrega un componente de dificultad aceptable al juego, logrando que pensemos en golpear con nuestra mano todo el teclado y así esquivar cada ataque.

Conclusión:

Es una propuesta interesante, que puede mejorar, que tiene futuro, la mezcla de componentes clásicos de juegos moba como Heroes of the Storm y Diablo hace que obviamente nos guste a penas comencemos a jugar, pero se vuelva repetitivo y escaso de material a medida que vamos invirtiendo horas en el título.

De hecho una campaña de un jugador para entender donde estamos y aprender a jugar (una especie de tutorial) calzaría perfectamente en los zapatos de Killsquad. Pese a todo lo explicado el juego es algo adictivo, es divertido, tiene buen nivel de dificultad, no es fácil ni tampoco algo super complicado, los mapas se crean de forma procedural y seguramente encontremos novedades de este juego en un futuro cercano.