Claramente hay un patrón entre los géneros videojuegos que me interesan, como los Metroidvania, que son difíciles, con un pixel art precioso y detalles como el bullet time.

Redshot es un muy buen juego, desarrollado por una sola persona, Brian Lynch, quien también se encargó de la música, mantuvo su primer proyecto como algo secundario hasta que decidió abocarse por completo en ello; más de siete años en desarrollo y un lanzamiento en el pasado 2 de agosto dan como conclusión, al menos por mi parte, esta reseña. 


HISTORIA

Encarnamos a Jack «Goose», una guardián espacial en medio de su ronda de patrullaje quien recibe una señal de ayuda, ya que Carcosa estaba siendo invadida, a lo que sus superiores le asignan la misión de investigar dicha invasión y rescatar a la familia real, luego de un aterrizaje… impecable debido a una emboscada, llegamos a destino, el imperio de este planeta en el borde de la galaxia. Tras pasar por un pequeño recorrido con algunos peligros, llegaremos a la sala del trono, donde la reina regente no se verá del todo feliz, ya que esperaba a muchos como nosotros, aunque éramos el único en servicio.

Con varios jefes en nuestro camino, podremos reclutar a algunos residentes de Carcosa con los cuales nos iremos encontrando en el camino y que van muy bien armados para la ocasión, siendo tanto guardias, como también habitantes con muy buena puntería y resistencia. Sin embargo con lo que respecta a la historia al principio es gratificante y se siente un propósito palpable, esa sensación se borra alrededor de la mitad del juego, dejándonos con más dudas que certezas y con la seguridad de que se deja la puerta abierta para una segunda entrega de esta historia.


JUGABILIDAD

En este título nos encontraremos rodeados constantemente de enemigos duros y con las mismas armas que portaremos a lo largo de la entrega, como una pistola, escopeta, lanzallamas, lanzacohetes y armas lazers (entre otras), nos topamos con una experiencia de disparo muy gratificante que Brian Lynch supo transmitir de la mejor manera, con la mecánica más interesante que nos puede aportar este título, el bullet time. Este elemento tan útil, puede ser una arma de doble filo, ya que nos gasta estamina, la misma que nos permite esquivar los ataques de los enemigos, por lo que abusar de esta mecánica nos deja vendidos a la hora de resistir a las constantes contiendas y nos va a mandar al último punto de guardado casi por seguro.

Decir que se siente completamente fluido es un poco verdad y un poco mentira, ya que aunque el movimiento es rápido y los saltos son en ocasiones difíciles de manejar, sin embargo, el wall jump… deja bastante que pulir, tanto al principio como en el resto del juego, no obstante ninguna de las mecánicas antes mencionadas agota, dando paso a unas escaramuzas muy completas y divertidas de acotar.

En relación a los jefes, tenemos para todos los gustos, lo suficientemente variados y pintorescos, por ejemplo: peleándonos tanto con una suerte de rana gigante que invoca más ranas u otros enemigos como contra una planta que lanza rayos lazer o un vampiro similar a Drácula… que también lanza rayos lazers; quienes van a comer plomo o acero con una dosis de bullet time y un montón de esquives y huidas para curarnos.

¿Qué sería de un Metroidvania sin un mapa? pues más difícil, por suerte este no es el caso de Redshot, contando con la posibilidad de comprar fracciones del mismo y distribuyendo los puntos claves en zonas muy bien pensadas. Lo que nos da a entender el trabajo inteligente de la organización de escenarios, compartiendo menú con nuestro inventario que para desgracia, es muy pequeño, almenos al principio, aunque debido a esto, te obliga pensar con más detenimiento las armas y consumibles que lleves para el siguiente encuentro, ya sea una pelea contra un jefe o simplemente una zona complicada por enemigos o una sección de plataformeo que nos tenga complicados.

Armas

En cuanto a variedad, no hay demasiado, gozaremos de lanzacohetes que harán un enorme daño y diferentes armas como una ametralladora, una pistola con disparo recargado, una infaltable e infalible escopeta y una espada, aunque a lo largo del camino nos encontraremos con otras. Por su parte, la ametralladora es mi arma predilecta, aunque consuma balas como ninguna, encontraremos a lo largo del camino bonificadores que aumentarán la cantidad de munición que podamos llevar, con eso en mente termina por ser muy útil a lo largo de toda nuestra partida.

Ítems

Sobre los ítems tendremos una variedad más que decente, en la que se encuentran utilizables que provocan daño, como: granadas, minas a presión, y hasta una gran estrella ninja y bonificadores ya sea: manzanas, patas de pollo y platos de comida que nos regenerarán vida y en especial una bebida que nos aumentará la estamina. Estos objetos nos darán una gran ventaja a la hora de afrontar varios riesgos y nos pondrán en forma cuando los enemigos nos provoquen daño.

Sobre el personaje, apuntamos con el mouse y disparamos con el click tradicional, pero eficiente, el cursor nos seguirá de manera precisa y las sensación de disparo se siente suave, pero con una clara demostración de poder en el caso de las armas pesadas, ya que nuestro personaje tendrá retroceso. Por otro lado, en el aire, se puede reiterar la acción, provocando una movilidad que nos permitirá alcanzar plataformas más altas o esquivar golpes cambiando la trayectoria de la caída de nuestro personaje.

Redshot es un juego con una dificultad un poco más elevada de lo acostumbrado, sin embargo, eso no significa que no sea un juego disfrutable ya que con su velocidad de movimiento y su amplia gama de armas e ítems usables, nos haremos una fiesta de destrucción muy placentera.


PRESENTACIÓN

Como tal, es un juego en 2D, tiene un pixel art muy precioso que nos permite diferenciar entre las diferentes zonas que recorreremos, aunque en cuanto a personalidad de los NPC´s queda en evidencia que pecan de simples, pero es todo lo contrario con el protagonista y su bufanda, y aunque a veces se bugea y se hace enorme, tiende a ser un detalle que le da una personalidad muy marcada.

También cabe destacar su banda sonora que acompaña muy bien al gameplay con varios géneros musicales mezclados de una manera precisa y muy gratificante de escuchar, habrán algunos ritmos que se quedarán totalmente incrustados en nuestra cabeza y sobre todo si ponemos en la balanza los efectos de sonido que aparte de ser lo suficientemente útiles como para reconocer y diferenciar entre los diferentes enemigos se mezclan de buena manera con la música que se escucha de fondo, teniendo una conglomeración que se siente ideal en cuanto al apartado sonoro.

Pero si de detalles hablamos, toca la hora de enlistar algunos que hicieron que mi experiencia como guardián espacial sea interrumpida. Por lo cuál, llegó el momento de «sacar los trapitos al sol» porque bugs, aunque no muchos, si tiene. 

  • Los diálogos en este título, al ser un metroidvania que centra gran parte de su tiempo en contarnos una historia, tienen un pequeño problema y ese es el globo de dialogo, el mismo tiende a tener oraciones un poco más largas de lo que abarcan sus dimensiones haciendo que a veces te quedes con la mitad de la información.
  • El protagonista tiene alma de Raver, de esos que salen a fiestas techno, porque con algunos movimientos entremezclados, como saltos, disparos en medio del aire y alguna que otra agarrada de la pared, en ocasiones tiende a «ponerse nervioso» y temblar tanto él como nuestra pantalla sin dejar de hacerlo hasta que nos quedamos quietos y esperamos unos escasos segundos para que simplemente deje de hacerlo (aunque en mi caso particular me complicó la experiencia de juego ya que me ocurrió en la batalla contra un jefe y ese «movimiento nervioso» hizo que vaya de regreso a la pantalla anterior siendo que estaba cerrada por el combate, lo cual hizo que perdiera mucha munición y recursos que después recuperé cuando me mató y volví al punto de guardado).
  • Hay escenarios en los cuales nos encontramos con los míticos ascensores de todo plataformero, entidades flotantes que van de arriba a bajo o de un lado al otro, pero el bug en este caso es caer constantemente (con el efecto de sonido incluido) cuando está bajando esta plataforma, lo que aunque no provoca casi que ningún efecto contradictorio en cuanto a gameplay, termina por ser molesto, al menos hasta que dicha plataforma comienza a subir, en ese momento ya deja de pasar el bug antes mencionado.

Aún con estas pequeñas molestias que surgieron a lo largo del juego, dichos bugs no fueron un rompe partida, ni mucho menos, lo que logra Redshot no se desmerita por unos meros aspectos técnicos que son fácilmente solucionable en un parche como ya ocurrió en el día uno. Debido a que nada de esto arruinó mi experiencia de juego considero que son detalles a tener en cuenta, pero no limitantes a la hora de disfrutar de este título.


CONCLUCIÓN

Redshot es un gran juego, difícil en ocasiones pero sumamente disfrutable, con una estética preciosa y una banda sonora que nos provoca ganas de bailar, pero con pequeños detalles como bugs que no arruinan demasiado la experiencia, pero pueden llegar a ser un tanto molestos.

Basándome en mis horas jugadas y el tiempo de esta reseña me encontré con el cariño y la acción que esperaba desde un principio, la horas no se me hicieron largas y la re-jugabilidad se tornó interesante, sobre todo por sus diferentes dificultades y pantallas escondidas. Claro está que al ser un metroidvania, la rejugabilidad consiste en mayor medida en realizar las acciones en diferente orden y sobre todo hacerlo rápido, más por placer que por obligación.

Su jugabilidad, una vez le agarras la mano, se siente fluida aunque en ocasiones el plataformeo se siente un poco tosco. Los efectos que acompañan a las armas dan un efecto de disparo que da placer y mezclado eso con los ítems, tenemos un conjunto violento y con mucho daño.

Cuando arrancamos con la historia parece ser un tanto cliché, un héroe que viene a salvar al pueblo, pero luego de la introducción, todo se descontrola dando un giro bastante interesante el cual no da ganas avanzar para saber más, aunque para la mitad del juego, se denota una falta de profundidad, dando lugar a una posible segunda entrega con muchos más detalles del porque nuestro guardián espacial debe tomarse más en serio los acontecimientos que suceden en Carcosa.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Historia
Compañero del creador de la Fundación y Psicohistoriador Hari Seldon (no confundir con Sheldon Cooper porque me duele), fan de los juegos que requieran esfuerzos sobre-humanos y del rol de mesa, odio pagar el alquiler, pero necesito un techo.
review-redshotRedshot es un increíble juego aunque luego de siete años, no deja de dar la sensación por momentos que aún hay cosas por pulir. Su banda sonora es tremendamente bella al igual que su jugabilidad, aunque con algunos errores pequeños, su historia no es demasiado sorpresiva y a la mitad del título queda en la nada.