Aniquilation es un juego desarrollado por R-Next Studios, una pequeña compañía independiente colombiana, que gracias a este título logró una notoriedad importante, con tan con siete años desarrollando bajo este nombre. Luego de mucho debate interno. Me atrevo a decir que pese a ser de una producción de trece personas, Aniquilation me dejó un poco frío, cumple con gran parte de lo que promete, es un juego entretenido pero tornándose repetitivo casi al instante.

Siendo lo más honesto posible realice este análisis, tomando en cuenta, que no solo es un juego independiente, sino que gran parte de su desarrollo fue hecho por tres personas, que siempre está bueno tomar en consideración que es un juego latinoamericano que logró estar en prácticamente todas las consolas de la actualidad.

Un detalle no menor, previo a profundizar en esta review, es que tuve que correr Aniquilation en calidad media por algunos bugs visuales y bajones de frames extraños durante mi partida que me parecieron incómodos, pero que fácilmente desaparecieron en la calidad antes mencionada.


HISTORIA

Una sociedad que depende de un único material, conocido como «IQ Metal», detecta que este metal líquido programable comenzó a descomponerse. Esto provocó que toda su sociedad cayera en decadencia y se viera obligada a adentrarse en el espacio profundo con el fin de encontrar una nueva fuente de dicho material, aunque lo que encontraron no era en lo absoluto lo que esperaban. De esta forma comienza el prólogo de esta historia, en la que nos embarcaremos en un total de treinta planetoides para salvar a nuestra civilización, con lo poco que nos queda de energía, con un híbrido entre nuestra tecnología y la de civilizaciones que nos iremos cruzando en el camino.

Con esta historia, pareciera que Aniquilation podría convertirse en una entrega con una narrativa lo suficientemente interesante, como para capturar la atención de los jugadores. Sin embargo, al cabo de unas horas, ya se encuentra un patrón que parece no tener un gancho verdaderamente atractivo. Constantes trabas en el camino y enemigos por abatir, serán los mayores intereses que presenta la misma luego del pie inicial, aunque mantiene un avance firme sobre la trama, se siente plana y sin demasiada profundidad.

La premisa es simple, trayendo ocasionalmente a disposición del jugador un motivo lo suficiente coherente para comenzar cada nivel. Pero aún así se siente una falta de desarrollo, un pequeño ejemplo de esta carencia, fue un escenario en el cual debíamos destruir todos los edificios antes de que una lluvia de meteoritos lo haga. Un motivo extra y simple, hubiera aportado a esta narrativa, como que al estar a punto de ser destruido y el planeta haber sido evacuado previamente, el enemigo buscaría tecnología que puede ser importante para el curso de la guerra o algo por el estilo, sin embargo, esto no es de esta manera.


JUGABILIDAD

Encontraremos pequeños detalles negativos en cuanto a esto, pero en esencia Aniquilation se maneja muy bien. Tiene una buena sensación de movimiento. Contamos con un «turbo» o «nitro» que te ayuda a reposicionarte de forma cómoda, sin un límite para que dicha mecánica sea explotada. La nave también cuenta con una espada, la cual se activa presionando una sola vez el botón de ataque o en caso de jugar con joystick, contaremos con un botón diferente al de disparo. Tendremos un botón específico para un escudo, que nos deja movernos, pero no atacar con el arma principal.

Con respecto al arma, comenzamos con un disparo simple y a lo largo de cada pantalla encontraremos bonificadores de diversos colores, los cuales nos harán disparar de diferentes formas, ya sea en varias direcciones o con un disparo cargado. Sin embargo, a la hora de utilizar estas armas se siente poco satisfactorio, en todo momento, parece que carecemos del daño para superar los encuentros.

En este título nos encontramos con cuatro protagonistas con sus respectivas naves que los diferencian. Para destacar individualmente a cada piloto y su respectiva nave, voy a utilizar los colores que los caracterizan:

  • Turquesa: Cuenta con las estadísticas mejor balanceadas, teniendo el daño, velocidad y resistencia en equilibrio.
  • Amarillo: Con las estadísticas como el daño y la resistencia al mínimo, pero teniendo una gran cantidad de velocidad. 
  • Blanco: Siendo también balanceado, pero con mayor porcentaje en velocidad y resistencia, que en fuerza.
  • Rojo: El último personaje de la lista, posee gran cantidad de fuerza y resistencia, pero no tanto en velocidad.

Al pasar de las escenas, nuestras naves, irán mejorando de a poco conforme completamos los niveles. Contando con dos características que comparten entre sí, como una honda de choque a nuestro alrededor, que elimina tanto enemigos como edificios. Contamos con un especial que nos dará regeneración de vida progresiva y una mejora de daño por un tiempo determinado.

Los niveles, en su mayoría, corren por tiempo, por oleadas o por objetivos, tales como pasar por un punto en el planeta o empujar un objeto hasta una plataforma. Los únicos momentos más interesantes, son cuando tenemos peleas contra un jefe que, para destacar, es gigante a comparación de nuestra nave, lo que provoca una sensación acertada en la que nos sentimos pequeños e indefensos. De hecho, lo estamos, la dificultad radica directamente en cuantos enemigos haya en pantalla, si son violetas, rezá para que no te impacten dos de golpe, porque dichos impactos son una muerte asegurada.

Con tres vidas por pantalla, estamos altamente limitados en cuanto a los movimientos que podamos hacer. Habrán varios escenarios en los cuales nos atascaremos, algunas veces por la cantidad de enemigos que simplemente aparecen al lado nuestro teniéndonos constantemente en alerta. Por fuera de ser un acierto, termina por ser una mecánica con una sensación de dificultad artificial.

También es posible jugar en modo cooperativo local, provocando que la experiencia de juego termine por ser un poco más completa, aunque la cantidad de enemigos aumenta y la vida de los jefes, pese a parecer ser más alta, baja con una velocidad escandalosa. Además el título cuenta con modos extra que no podemos jugar de manera individual, tales como: «Batalla campal», «Anota goles», «Contagio» y «Defiende la base». Los cuales serán detallados a continuación:

  • Batalla campal: este modo de juego se caracteriza por resistir el tiempo que aparezca en el nivel y destruir la mayor cantidad de enemigos como sea posible mientras completamos la misión seleccionada.
  • Anota goles: en este modo de juego debemos resistir a diversas oleadas de enemigos mientras peleamos contra nuestro/a compañero/a por anotar un gol primero.
  • Contagio: somos los portadores de un virus y para evitar perder, debemos atacar a nuestro/a aliado/a, de esta manera lograremos pasarle dicho virus. El encuentro lo gana quien tuvo contacto la menor cantidad de tiempo.
  • Defiende la base: deberemos defender tres bases de una gran cantidad de naves enemigas y sobre todo, de nuestro/a contrincante.

Cada uno de los modos de juego antes mencionados serán dentro de un nivel que escogemos del modo historia. En estos modos de juego, los enemigos serán más y tendrán mucho más daño, lo que hace que sobrevivir sea una misión complicada, a diferencia del resto de la entrega. Tanto Contagio como Anota Goles, son juegos que se sienten muy fuera de lugar en esta entrega, ya que esos conceptos parecen errados para el tipo de historia y sobre todo el estilo de juego. A lo largo de nuestras partidas nos encontraremos con detalles como que en «Anota goles» la pelota posee verticalidad, algo nosotros no tenemos y eso hace que si la pelota se atasca, será incómodo liberarla, ya que se fuerza un bug, algo que no debería ser posible.

A la hora de manejarnos tenemos dos opciones, teclado y mouse o joystick, la opción más recomendable es con este último, ya que con teclado y mouse el «puntero», que muestra la flecha clásica de Windows, está desalineado con nuestra mira. Con una buena cantidad de espacio entre el objetivo a disparar y la flecha en cuestión, hace que se sienta incómodo al disparar utilizando este método. Por parte del joystick, utilizamos una palanca para movernos y otra para disparar, siendo esta, la forma más «cómoda» de jugar, aunque la forma en la que están distribuidos los controles, peca de ser un tanto compleja si no configuramos las teclas de una forma más eficiente con respecto a lo que nos parezca más útil.

El menú de inicio y el que se muestra partida, son simples, pero eficientes. Al seleccionar cualquiera de los modos de juego, entraremos en otro menú que nos ofrecerá cuatro pilotos con diferentes estadísticas y habilidades, con la posibilidad de agregar a un segundo jugador.

Con respecto a la movilidad en general buena, sin embargo, varios momentos dan a entender que faltó testeo previo a su lanzamiento. Hay muchos momentos en donde la acción frena en seco, ya sea por un desnivel en el planeta o por momentos donde el escenario es destruible, como directamente una suerte de montañas que impiden en su totalidad el paso, cabe recordar y resaltar que pilotamos una nave que viaja por el espacio, elevar un poco el vuelo en un planeta debería ser tarea sencilla.


ESCENARIO

En su mayoría planetoides, con uno u otro motivo para que estemos ahí, donde solo varía en si tienen mucha actividad volcánica, un jefe destruyéndolo, protegiendo su fuente de energía o simplemente una lluvia de meteoritos. Esto hace que sea interesante y variado, sin embargo, dichos detalles pierden su relevancia cuando tenemos una mecánica repetitiva. Antes mencioné que los niveles son por tiempo, oleadas y demás, mezclando eso con los acontecimientos planetarios y los enemigos en pantalla, nos encontraremos con una dificultad, que nos presentará un reto que de todas maneras se siente injusto con respecto al contexto narrativo.

En el viaje entre la mayoría de los planetas, presenciaremos una sección lineal, en la que veremos nuestra nave con otra perspectiva, pero sin ningún tipo de dificultad más que esquivar algunos objetos flotando en el espacio. Este también es un detalle que me deja frío, a mi parecer, se siente extraño que hayan unas columnas en el espacio y que estén fijas en un recorrido que parece pensado para que las naves pasen por él. En el camino de dichas escenas, nos encontraremos atrapando la mayor cantidad de objetos posibles hasta que se llene la barra de la habilidad especial, lo que da por finalizado dicho trayecto.

No podemos hablar de Aniquilation, ni de su puesta en escena, sin mencionar que la forma en la que se nos presenta, nos recuerda a Mario Galaxy. Por desgracia no pasa de ser un simple concepto, dado que no fueron tomados los elementos que hacían que dicho formato sea entretenido. No puedo llegar a decir que este título es aburrido, simplemente deja una sensación de que podrían haberse arriesgado demasiado en explorar un poco más ciertas ideas.


PRESENTACIÓN

Si nos referimos al apartado gráfico, Aniquilation recuerda mucho a juegos de al menos diez años atrás. Por su forma de presentarse por niveles seleccionados desde un menú, con ilustraciones de personajes que parecen mal proporcionados y sobre todo (y lo que en particular más me duele) la poca creatividad en los diseños de nuestras naves. Esto también sucede con los vehículos enemigos, poca variedad en los diseños. Por lo visto, hicieron foco en los planetas que en su mayoría están bien, pero al tener numerosos bugs relacionados con colisiones, interrumpen o directamente nos molesta al movernos por su superficie. También hay una escases en cuanto a la variedad de colores, con una gran tendencia a tonos oscuros y apagados.

El título presenta pocas pistas sonoras, las cuales se sienten totalmente monótonas al cabo de un rato de juego, teniendo ligeras variaciones entre ellas y aportan más bien poco, a la inmersión en este universo. Contando con la canción de menú, de jefe y las de cada nivel, estas últimas son las que menos trabajadas se sienten, lo que hace percibir que este apartado es en el que menos trabajo se realizó, apenas llegando a lo mínimo y necesario para un título como lo es Aniquilation.

En cuanto a los efectos de sonido, se pueden destacar algunos, como: disparos, explosiones o turbos. Estos serán los efectos que más escuchemos a lo largo de nuestra partida, los cuales pecan de sentirse un poco fuera de lugar por lo simples que son. Es difícil reflejarlo en palabras, pero siendo de lo más técnico posible: el brillo de dichos efectos pierde efectividad, por la amalgama de acciones que ocurren al mismo tiempo en pantalla, de esta forma saturando la percepción y dejándonos efectos de sonido que cuando se logran escuchar de manera individual, carecen del protagonismo que podríamos ver en diferentes entregas de juegos de similares. También es importante resaltar que los personajes no tienen una voz que los identifique, pero cuentan con una ilustración más trabajada.


CONCLUSIÓN

Pese a ser un juego con una premisa, en cuanto a gameplay interesante, genera una constante sensación de falta de pulido en prácticamente todos los apartados artísticos. Al ser un juego independiente, de tan pocas personas en su desarrollo, se pueden llegar a comprender ciertos detalles técnicos, pese a ello, Aniquilation tiene una gran cantidad de cuestiones por pulir, dejando la sensación de que salió demasiado pronto.

Su historia carece de un carácter diferencial. Con un pequeño mensaje en alusión a la explotación de los recursos naturales, sin embargo, los personajes no parecen entender la relevancia de lo acontecido, dejando una clara falta de desarrollo de los mismos, sintiéndose planos, con respecto a su historia.

Su banda sonora, así como los efectos de sonido, se escuchan mal ecualizados a la hora de entrar en la partida, con varios efectos que pecan de simples y que generan poco entendimiento de lo que esta pasando en pantalla. Su canción de menú dura muy poco a diferencia de lo que tardamos en entrar en sus escenarios, provocando que se repita varias veces, si decidimos detenernos a leer las descripciones de cada nivel.

El modo cooperativo se siente un poco más de lo mismo, agregándole mucho caos a la mezcla, con insanas cantidades de enemigos que no nos dejaran disfrutar plenamente de unos conceptos no muy acertados para la lógica del juego, pero si para un momento en compañía. El modo «Anota un gol» se siente especialmente mal programado por la verticalidad que posee todo el entorno y los objetos, pero nosotros no, dejando una sensación frustrante a la hora de jugar dicha partida.

Es difícil recomendar Aniquilation, a pesar de cumplir con ciertos tópicos necesarios para ser un juego entretenido, parece estar a medio cocinar y que con algunos parches podría ser un título sin nada que reprocharle.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Historia
Compañero del creador de la Fundación y Psicohistoriador Hari Seldon (no confundir con Sheldon Cooper porque me duele), fan de los juegos que requieran esfuerzos sobre-humanos y del rol de mesa, odio pagar el alquiler, pero necesito un techo.
review-aniquilationAniquilation es un juego de naves independiente hecho por una desarrolladora colombiana, en el cual debemos recolectar un suministro de vital importancia para nuestro mundo, con una jugabilidad que tiene detalles por pulir y una banda sonora sosa, pero útil.