Comencemos con lo simple, Ex-Zodiac es un shooter sobre rieles diseñado por Ben Hickling, siendo el único detrás de este desarrollo tan enorme, el mismo se dio la tarea de darle vida a una entrega en la que se le ven posibilidades de que sea incluso, ¿por qué no?, una franquicia, recordándonos notoriamente a una de las sagas abandonadas por Nintendo como StarFox. El autor de título logró que se respire un aire fresco en el cual la jugabilidad se siente sumamente suave y responsiva. Acompañado de una banda sonora y unos gráficos que cumplen, sin dejar de ser detalles a destacar, pero de los cuales se hablará más adelante en esta reseña.


HISTORIA

En cuanto a la historia, no hay demasiado que contar, el personaje que encarnamos tiene nombre y es Kyuu, la piloto del Ultraviolet MK 3, con quien deberemos salvar al sistema estelar Sanzaru de las manos de la organización terrorista intergaláctica conocida como Zodiac. Con una premisa simple, pero eficiente, nos embarcamos en la batalla sobre el primer planeta llamado Alura, al cuál debemos proteger sus bosques que están siendo arrasados por los terroristas.

En el sistema Sanzaru, nos encontraremos con un total de seis planetas y seis niveles bonus (al menos a la hora de esta reseña, pues Hickling ya mencionó que habrán al menos seis planetas más con sus respectivos niveles bonus) en los cuales nos encontraremos con todo tipo de máquinas y cosas extrañas sucediendo por la intrusión de Zodiac.


JUGABILIDAD

Acá erradica uno de los detalles más preciosos del juego, dado que la nave pilotada por kyuu se maneja excelente, diferentes disparos, cambios de velocidad y piruetas son algunas de las herramientas que nos mantendrán a salvo en esta batalla contra Zodiac protegiendo este sistema estelar, además de contar con diferentes idiomas (incluyendo el castellano) y con un menú bastante completo que nos da opciones gráficas, de audio, configuraciones de controles y selección de idiomas.

Ex-Zodiac, al ser un juego inspirado en la mítica saga, StarFox, peca de lo mismo; El primer contacto con el manejo es simplemente difícil, más aún hasta que nos acostumbramos a que nuestro escudo es nuestra barra de vida, en ocasiones siendo estos los factores por los cuales terminamos por recibir daño o simplemente muriendo, al menos hasta que nos acostumbramos, dejando a la luz, los detalles que hacen que este título brille por su propia cuenta como pocos lo lograron.

Sobre las características de nuestra Ultraviolet MK 3, contaremos con un disparo básico que realizamos presionando reiteradas veces el botón de disparo lo que ocasionará una ráfaga de disparos poco precisos pero potentes. El disparo secundario se realiza con el mismo botón seleccionando hasta cinco objetivos o cinco veces el mismo, disparando misiles que seguirán al enemigo marcado, siendo este de menor impacto pero con un mejor manejo a la hora de esquivar y dañar a la vez. Por último, la gran bomba, contaremos con un máximo de cuatro, las cuales hacen un gran daño masivo.

En cuanto a dificultad, hay que destacar que el detalle más complicado en un comienzo, como ya se mencionó, es acostumbrarse a los controles, sin embargo este título está muy a la altura de aquellos videojuegos difíciles pero placenteros, ya que se transforma en una pesadilla de memoria muscular y reflejos en los últimos niveles de esta versión. Como detalle a resaltar, es difícil que pase de los cuatro o cinco intentos completar cada pantalla logrando un puntaje bajo como mínimo, claro, teniendo en cuenta que nos encontraremos con mejoras de daño y reparaciones para nuestra nave, los cuales al memorizar donde se encuentran, harán del nivel un desafío menor.

En el momento que llegamos a la recta final de cada nivel, nos encontraremos con los jefes de cada sección, los cuales te recompensan por destruirlos lo más pronto posible dando de esta forma una cantidad mayor de puntaje final; si bien no recaen en una alta complejidad, cada uno tiene una forma interesante de ganarle, dotando de esta manera al título de una buena re-jugabilidad para mejorar el tiempo o disminuir el daño recibido.


PRESENTACIÓN

Ben Hickling es un fan de los videojuegos al igual que muchos, seguramente, de los que estén leyendo esta reseña, pues hay unas cuantas referencias a juegos icónicos de navecitas, sin dejar de lado lo más obvio, StarFox. Nos encontraremos con los niveles bonus que son un claro homenaje a Space Harrier o las cabezas Moai que aparecen en varios títulos espaciales, uno quizás a destacar, Gladius.

En cuanto a calidad gráfica, este título, maneja el 3D Low Poly con detalles en 2D dotándolo así de un aspecto retro muy bien logrado, acompañado por una banda sonora creada por +TEK que completa de una manera excelente una experiencia retro totalmente memorable.

Aunque la sensación de juego es buena y fluida, se controla mucho mejor con joystick, dejando al teclado y mouse como una opción para simplemente complicarnos más las cosas, ya que con joystick se puede manejar un poco mejor el objetivo o «mirilla» de una manera más sencilla y no tan errática errando menos disparos y con menos enemigos en pantalla teniendo más oportunidad a la hora de sobrevivir.

Ex-Zodiac no cuenta con muchos problemas, a lo mejor, detalles como los globos de diálogo que suelen aparecer a lo largo de cada pantalla y que son difíciles, sino imposibles, de leer debido a la naturaleza del gameplay, o el hecho de que el primer nivel, al funcionar como un tutorial, nos deja de frente con un pico de dificultad que aunque no sea muy alto, si llega a sorprender llevándose así algunas muertes consigo.


CONCLUSIÓN

Si bien, la historia no es el gancho principal del juego, la jugabilidad y la nostalgia completa la experiencia dejándonos un buen sabor de boca al terminar el título.

En cuanto a gráficos, hay dos opciones directas, polígonos más pulidos y estética retro, con ello en mente, la música acompaña de manera increíble dejando una amalgama de lo más interesante para ser un early access, siendo uno muy prometedor.

El título se controla de forma excelente y con una pequeña pero precisa variedad de armas, nos invita a culminar cada nivel con ganas de seguir jugando por mucho más tiempo.

En síntesis, si jugaste a StarFox y te cansaste de esperar un milagro luego del desastre que JAMÁS pasó en la Wii U o si simplemente te gustan los videojuegos cuyo punto principal sea la ciencia ficción, vas a disfrutar mucho de este título, aún con sus detalles y sin olvidar el hecho de que es un early access, podemos esperar de manera optimista todo lo que se agregará cuando llegue el día de su lanzamiento oficial.