En esta oportunidad analizaremos el mouse Gladius 10000S de la marca Primus Gaming y te contaremos todo sobre este periférico gamer que tiene mucha personalización de colores, dpi y sobre todo comodidad.


Características

PESO: 121g (sin cable)
INTERFAZ:  USB
GRIP: Goma texturizada
TIPO DE INTERRUPTOR: OMRON
LONGITUD DEL CABLE: 1,8m
NÚMERO DE BOTONES: 7 (personalizables)
RETROILUMINACIÓN: RGB, CONTROLADO MEDIANTE SOFTWARE
DPI: 1000-2000-3000-5000-10000DPI (configurable)
PRECIO: 3999 pesos argentinos (Diamond Computación y GA Store)

 

El mouse Gladius 10000S posee un precio bastante accesible hoy en día, económico comparado con periféricos de otras marcas y con muchas otras características necesarias para cualquier jugador gamer.


Diseño

Posee un diseño de plástico en su totalidad salvo en los costados que cuenta con una goma texturizada para mejor agarre y que no se produzca un deslizamiento innecesario. El mouse tiene un agarre cómodo, la goma del lateral izquierdo se encuentra en la posición exacta para apoyar el dedo y que pueda descansar perfectamente.

Cuenta con siete botones, todos configurables con la interfaz del programa de Gladius. La distribución de las teclas es la siguiente: dos botones extra en la parte superior del costado izquierdo, y dos botones en el centro, debajo de la rueda. Los demás botones son los conocidos: botón izquierdo, derecho y la rueda.

Los botones izquierdo y derecho cuenta con la tecnología OMRON que ofrece una respuesta ultra-rápida, buen rendimiento y vida útil de 20 millones de pulsaciones.

Como mencionamos, cuenta con iluminación RGB personalizable desde la interfaz, el mismo se encuentra en la parte inferior y alrededor de todo el producto. También pareciera que tanto el logo de la marca y la rueda tienen un plástico transparente para dejar ver la luz, pero la potencia de la misma no es suficiente para iluminarlo. Además, en la parte de atrás hay una perilla que permite apagar las luces de forma manual y rápidamente.

Las configuraciones que tenemos son: modo neón, onda, flujo, efecto de pulsación y estándar. Estas dos últimas configuraciones podemos personalizar los colores con una paleta de colores (R,G,B) donde debemos seleccionar a mano (no podemos escribir los números) moviendo un selector con el mouse.

Es muy complicado llegar al número de color exacto que queremos reproducir sin pasarse uno o dos más números, algo que la interfaz debería mejorar en un futuro. El mouse cuenta con un cable de 1,8 metros, lo justo para poder conectarlo normalmente, pero que en mi caso me afecto, ya que mi CPU está un poco más alejada y arriba de lo normal. El cable se encuentra protegido con un mallado de tela.


Rendimiento

Se alimenta con USB 2.0 y requiere de la instalación de la interfaz de Primus Gaming para poder configurar la sensibilidad del ratón. Cuenta con cinco perfiles configurables con cinco opciones de dpi cada uno. Los mismos van desde 100 hasta 10.000, también tiene una barra deslizable donde podemos ajustar la configuración como nosotros deseamos. 

Además, podemos configurar que hace cada botón, tanto los botones extra como los de la rueda, el izquierdo y derecho. Cada uno puede ser personalizado como nosotros queramos.

Probamos el Gladius junto a su gamepad ARENA que ofrece fricción mínima dando mucha más precisión y velocidad a la hora de deslizarlo. El pad es duradero con costuras reforzardas en los bordes y una tela suave al tacto.

El mouse lo probamos con juegos shooter como Battlefield 1, Metro Exodus y en programas de edición como Adobe Photoshop e Ilustrator y el periférico se desempeño sin ningún tipo de problema, es estable y cuenta con botones para cambiar de dpi fácilmente a la hora de jugar.


Conclusión

El mouse Primus Gladius 10000S es un periférico económico con muchas funcionalidades de dpi y configuración de iluminación RGB. 

Su diseño es ergonómico y cuenta con goma texturizada en sus laterales para mejor agarre y precisión, y con interruptores omron con vida útil de 20 millones de pulsaciones. 

La iluminación y los dpi son personalizables con la interfaz de primus gaming, y si bien cuenta con una paleta de colores, es un poco complicado a la hora de elegir los valores numéricos. Su resolución ajustable máxima es de 10.000 dpi. 

El dispositivo cumple todas las expectativas de un mouse gamer de gama media y además cuenta con iluminación rgb, altos valores dpi y un precio económico en el mercado.