[Review] Ori and the Will of the Wisps

Microsoft y Moon Studios nos traen la secuela de Ori, Ori and the Will of the Wisps donde volveremos a tomar protagonismo como el espíritu guardián Ori para volver a salvar a nuestros amigos una vez más.

El juego está disponible para Xbox One y PC y en este análisis te contaremos todo sobre esta excelente aventura.


HISTORIA

Ori and the Will of the Wisps continúa la aventura de nuestro pequeño espíritu guardián, luego de los sucesos de The Blind Forest. Kuro, el gigantesco búho que fallece en la precuela nos deja un huevo, y de allí nace Ku, un buhito que debido al gran incendio tiene un ala dañada.

Ori y Ku se hacen muy amigos, y mientras van pasando las estaciones, el cielo llama a Ku a volar. Trajicamente por su ala rota, le es imposible volar. Pero Ori recuerda que el padre de Ku dejo una pluma, con la que logra poder superar ese obstáculo.

Ori monta en Ku y van a dar un paseo a los bosques de Niwen, donde transcurre y da comienzo esta aventura, aunque sin aviso alguno, una gran tormenta separa a Ku de Ori.


EXPLORACIÓN

El juego es un metroidvania, y como tal tenemos varias habilidades para movernos por un inmenso mapa que se irá desbloqueando a medida que avanzamos en la trama.

Comenzaremos con la habilidad de saltar, e iremos desbloqueando nuevas formas de movernos por el mapa: Salto doble, trepar por las paredes, un gancho para agarrarse de algunas estructuras, un dash que nos permite movernos en una dirección rápidamente, etc.

Nos encontraremos con diferentes personajes que nos ayudarán a seguir creciendo, uno de los primeros es un mono que nos enseñará a hacer un ataque con una espada de luz, canalizando nuestra propia energía. Otros personajes nos venderán fragmentos de espíritus, e incluso nos permitirá mejorarlos.

Los fragmentos de espíritus son habilidades que podemos equiparnos en las ranuras disponible muy parecido a Hollow Knight, y hay de todo tipo: Desde fragmentos que aumentan la vida, fragmentos que nos permiten hacer un tercer salto, hasta algunas que aumentan el daño que haces y recibís. Podemos equiparnos en principio tres, y a lo largo del juego encontraremos diferentes pruebas que nos desbloquearán más ranuras.

Por el mapa hay un montón de cosas que podemos descubrir, además de trampas y enemigos, hay muchos puzzles con secretos escondidos, algunos requerirán alguna habilidad especial para poder alcanzarlo, otros de nuestro ingenio para poder llegar.

Encontraremos fragmentos de vida y de energía, luz espiritual (la moneda del juego), mineral gorlek, semillas, e incluso fragmentos de habilidades. Los fragmentos de vida y energía se acumularán aumentando nuestra vida y energía máxima cuando conseguimos dos fragmentos.

Muchos de las zonas estarán bloqueadas, como en todo metroidvania. Podemos explorar los diferentes lugares hasta cierto punto, donde deberemos seguir con la misión principal para conseguir un nuevo poder y así seguir avanzando.

El diseño del mapa está muy bien armado, con misiones secundarias y un montón de secretos por descubrir.   Me resulto muy divertido poder jugar sin cansarme, algo que no me lo esperaba. –

Llegado a cierto punto de la trama desbloquearemos los Claros del Manantial, ahí encontraremos a la mayoría de los personajes, entre todos ellos tenemos:

  • Tokk: Un ave azul que viaja por todo el mapa y lo encontraremos reiteradas veces, nos dará muchas veces misiones secundarias para hacer.
  • Lupo: El cartógrafo que nos venderá algunos secretos que hay escondidos en Niwen. También lo encontraremos en todas las zonas para comprarle el mapa de ese lugar.
  • Twillen: Es el mercader que nos vende los fragmentos de espíritus y también nos permite mejorarlos.
  • Opher: El mono, nos enseñará diferentes ataques a cambio de luz espiritual.
  • Grom: El herrero construirá diferentes estructuras a cambio del mineral gorlek.
  • Turley: El jardinero, plantará diferentes semillas en los Claros del Manantial si le llevamos la semilla indicada.
  • Motay: El camaleón, con su habilidad él siempre nos está acechando y ve todo lo que hacemos, lleva un registro detallado de todo lo que hacemos, de esta manera podemos ver las estadísticas del juego hablando con él.


COMBATE

El combate cambia dramáticamente respecto a su antecesor, y para bien. Ya no tenemos el espíritu Sein dando vueltas y siendo nuestra principal fuente de ataque, sino que seremos nosotros mismos los que canalizaremos la fuerza espiritual del árbol.

Tenemos un montón de habilidades que podemos usar para atacar, teniendo un máximo de tres pero intercambiables en todo momento.

Tenemos dos ataques que no cuestan energía, el de atacar con la espada y con un martillo, el resto de las habilidades gastarán energía, pero llegado a cierto punto prácticamente podés usar todos sin estar pendientes del consumo.

Podemos realizar una fuerte explosión de fuego, lanzar una jabalina, realizar un ataque a distancia, equiparnos un arco espiritual, curarnos la vida, e incluso activar una barrera de luz que consumirá energía constantemente dañando a los enemigos cercanos.

No todas las habilidades que usamos son para atacar, en cierto punto podemos conseguir la pluma de Kuro, y utilizarla en diferentes puzzles, e incluso utilizar la barrera de luz para ir a zonas donde la oscuridad nos mata instantáneamente.

El combate es bastante dinámico, los ataques son sencillos y con los diferentes fragmentos espirituales podemos hasta incluso engancharnos a un enemigo, acércanos a él y realizar varios ataques. Opher el mono nos permitirá mejorar los poderes para que hagan algún efecto adicional, por ejemplo, el martillo nos permitirá realizar un golpe de onda en el suelo, la jabalina explotará al impactar, entre muchos otros.


PRESENTACIÓN

Ori and the Will of the Wisps es la secuela de The Blind Forest, un juego metroidvania disponible para PC y Xbox One.

El juego destaca principalmente en el arte de la escenografía, el diseño de los niveles y la música del juego.

Además, presenta gráficos realmente increíbles, los detalles de los personajes, los estados de animo, e incluso los efectos de los diferentes ataques y habilidades son sorprendentes. 

El escenario está diseñado en 3D, en distintas capas, teniendo una en el fondo y en el frente, y una en el medio donde movemos a nuestro personaje. El artista Jeremy Gritton dejó Blizzard para unirse a Moon Studios y ayudo en cambiar el arte de los personajes y el escenario creando un mundo de tres dimensiones con fondos multicapa.

El diseño de nivel y las interconexiones que hay entre las diferentes zonas, sumado a los puzzles son perfectos. El desarrollador argentino, Milton Guasti, se unió al equipo para ayudar en el diseño de los niveles y las conexiones del inmenso mundo de Will of the Wisps, tres veces más grande que el primer juego.

Finalmente, Gareth Coker el compositor del primer juego continuó haciendo la música, e incorporo temas únicos para cada personaje que Ori conocía en el juego. Sinceramente la música es una obra de arte, transmite todos los sentimientos que Ori va sintiendo a lo largo del juego y es increíble.

Esta nueva secuela es sin duda uno de los mejores juegos en el apartado gráfico, el diseño de nivel y la música, combina las tres de manera perfecta. Jugar este juego con estos tres aspectos diseñados de esta manera es sorprendente.


CONCLUSIONES

Ori and the Will of the Wisps es la secuela de The Blind Forest de Moon Studios, que vienen a traernos una nueva aventura de Ori, el pequeño espíritu guardián.

Continua la historia desde Blind Forest con el nacimiento de un nuevo amigo, Ku, el hijo de Kuro. Esta aventura transcurre en Niwen donde nuestro principal objetivo es encontrar a nuestro amigo perdido mientras recorremos los diferentes lugares.

Como todo metroidvania tiene un montón de aspectos en la exploración y en la jugabilidad que lo hacen disfrutable, no te aburre ni tampoco es abrumador. Tiene un sistema de progresión y combate muy bien realizados, que acompañan de manera excelente a los diseños de los niveles.

El apartado gráfico, tanto en diseño de niveles como escenario es lo mejor que tiene el juego. Un mundo con tres dimensiones con fondos multicapa con un arte realmente increíble.

Finalmente tenemos la música, compuesta por el Gareth Coker el mismo compositor del juego original, y me quedo sin palabras, logro combinarla con el resto de los aspectos de manera perfecta.

Sin dudas estamos ante la nueva obra de arte de Moon Studios, un juego que podemos disfrutar desde el comienzo, tanto para los amantes de los Metroidvanias como la gente que nunca jugo este género, super recomendado.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Historia