En esta oportunidad gracias a EA y Ghost Games tenemos la posibilidad de jugar al nuevo Need for Speed: Heat, veamos que tiene para ofrecernos.


HISTORIA

El juego comienza con una carrera con cinco coches para luego mostrarnos un flashback donde uno de los participantes tuvo un accidente, para luego mostrar en un noticiero como las carreras de autos clandestinos han tomado el control de las calles con la policía, tratando de combatirlos kilómetro a kilómetro. Y en este último, reside la esencia de este juego porque las autoridades de Palm City no son muy estrictas a la hora de castigar o perseguirnos, sólo se centran en hacerlo durante la noche, cuando correr es ilegal. En el día, participar en carreras es completamente legal gracias a que se organizan carreras de coches en circuitos urbanos.

Luego podemos elegir uno de los 12 personajes disponibles, tranquilo que luego se puede seguir personalizando tanto tu personaje, como tu auto. Podemos personalizar nuestro protagonista al extremo en esta entrega de Need for Speed, ganando cosas para equiparnos y modificar nuestro coche durante todo el transcurso del juego.

Más adelante pasamos a elegir nuestro auto entre los tres modelos iniciales disponibles: Ford Mustang 1965, BMW M3 Evolution II 1988 y Nissan 180SX Typex 1996. Además, a lo largo de la aventura desbloqueamos decenas de coches que podemos comprar en los concesionarios que hay por toda la ciudad, aunque estos sean algunas veces solo variaciones de motor o de versión de un mismo auto, un punto que realmente me pareció que podrían haber mejorado.

Al aumentar nuestro nivel de búsqueda podemos multiplicar la cantidad de premios que conseguimos al ganar y escapar de carreras, pero la policía nos perseguirá más arduamente. Además, estas carreras callejeras tienden a ser mucho más complicadas que las carreras de día por la cantidad de autos, en algunos casos, o por la variación del recorrido de las pistas, ya que de día tienen un mapa y de noche este cambia completamente.

La historia no tiene un gran trasfondo, pero cumple con su objetivo de justificar la jugabilidad de noche y de día que proponen sus creadores. No es una historia que innova o que tome protagonismo, es más una excusa que otra cosa. Lo más importante de esta franquicia son las persecuciones, la cantidad de autos y la personalización que podamos hacerle a los mismos ganando carreras.


JUGABILIDAD

NFS Heat es un mundo abierto con misiones principales y secundarias que pueden variar mucho desde su temática: como tratando ganar carreras, destruir objetivos o escapar de la policía. Pero lo que si no varía es la cantidad de pistas en las que podemos correr, realmente uno pensaría que se podrían hacer más pistas en un mapa tan grande como Palm City, inspirado en la enorme Miami.

En este juego podremos optar por hacer carreras de día o de noche, dependiendo si queremos conseguir dinero o incrementar tu reputación en las calles y conseguir piezas para personalizar nuestro auto, pero como ya mencioné las carreras nocturnas, aunque son muy útiles son más riesgosas, ya que estas son ilegales. Es decir, la policía va a perseguirnos cosa que de día no ocurre, pero se consiguen muchas más cosas con la reputación, el dinero, más piezas y autos.

Eso sí, si somos capturados perderemos todo lo que hayamos recolectado durante esa noche, es una gran prueba de resistencia ya que, las persecuciones en situaciones desfavorables pueden durar mucho tiempo.

Esta dualidad es lo que nos va a ayudar a mejorar nuestro coche para que la historia sea mucho más amena y que en las carreras online la gente que tiene mejores autos no nos deje atrás en los primeros segundos de carrera, cosa que pasa con mucha frecuencia cuando se quiere jugar en multijugador.

Esta forma de cambiar el estilo de juego según si es de día o de noche me parece un buen intento por renovar un juego que ya estaba quedando atrás en lo que jugabilidad se refiere. Con respecto a los demás juegos de su estilo le falta mucho por mejorar, pero eso no significa que no sea un juego muy disfrutable tanto legalmente de día ganando dinero honradamente, como saliendo a quemar asfalto por la noche en carreras clandestinas que dan reputación y mejoras específicas.

Podemos recorrer un mundo abierto en el cual las misiones secundarias son esenciales para poder conseguir recursos como dinero y así poder comprar autos, piezas y elementos para personalizar a nuestro protagonista. Las carreras pueden variar en distancia, pero siempre son en las mismas zonas solo que el circuito cambia en sus tramos.

Como de costumbre lo mejor que tiene el Need For Speed son las persecuciones de la policía ya que, realmente se siente como una guerra campal con una hermosa destrucción, pero son tan continuas y agresivas que ni siquiera se puede hacer una carrera nocturna sin que los azules nos empiecen a perseguir durante más de 10 minutos. En mi caso, fue muy entretenido, pero es casi imposible hacer una carrera tranquila de noche, y lo peor es que si somos atrapados perdemos todo el dinero y RP que juntamos esa noche, todo, sin excepción alguna.

Progresar en este juego no es difícil, las carreras se pueden ganar si nos lo proponemos, pero lo que no se puede controlar es que a veces la policía te atrapa sin siquiera estar cerca tuyo o acorralarte, me paso dos veces y la verdad fue demasiado frustrante, más si estás a punto de escapar y te dejan sin nada luego de conseguir mucha plata.


GRÁFICOS, SONIDO Y MÚSICA

Uno de los lugares donde el juego se destaca es en las persecuciones, en estos momento de tensión y adrenalina la música toma protagonismo logrando un escenario ideal y de película, porque no decirlo. La música es inmersiva, nos mete dentro de la historia, muy amplia y excelente, hay muchos estilos desde Hip Hop hasta electro-salsa, muy interesantes y a nuestro gusto.

A nivel sonido el juego destaca la posibilidad de percibir la destrucción de ciertos objetos o inclusive representar los choques de manera muy realista. En este sentido las frenadas, aceleraciones y hasta golpes que demos con el auto vuelven al juego más cinematográfico y a la vez espectacular desde este punto de análisis.

Los gráficos son muy buenos, durante la noche se ve increíble, de hecho los detalles en los que ha trabajado el estudio que lo desarrollo son excelentes y se nota el avance de la saga a través de los años. El detalle visual de los autos es bastante alto, la calidad de los materiales y el tuneo de los mismos es excelente, realmente el apartado visual del escenario como de los coches destacan por sus antecesores. 


CONCLUSIÓN

En definitiva, Need for Speed: Heat cumple con lo justo para no salir mal parado en este acontecimiento tan especial, que son los 25 años de la franquicia. Su jugabilidad es muy disfrutable, fluida durante todo el tiempo que lo juegue, se siente la velocidad al acelerar y la adrenalina al perseguirme la policía, pero tiene mucho para mejorar. Las persecuciones llenas de adrenalina, a veces se cortan con un patrullero capturándote sin siquiera haber llegado a acorralarme haciendo al juego frustrante.

Es un juego que a los fanáticos de la franquicia les va a gustar, porque claro, es NFS y a mí que en lo particular esta clase de juegos no llaman mi atención. Fue entretenido al principio del juego, pero luego se vuelve algo repetitivo y tedioso por la escasez de pistas y la repetición de estas en otras misiones.

Los autos al ser tantos pensé que habría más variedad, pero la realidad es que algunos modelos tienen su versión coupé o descapotable como si fuese una opción de auto totalmente distinta cuando en realidad es el mismo auto. Esto redujo la cantidad real de automóviles, las piezas para equiparlos son muy extensas y las más caras se pueden alcanzar si se juega regularmente.

Es un juego tiene una ambientación nocturna excelente, de día se pierde un poco esa adrenalina y las luces de neón, y como la policía te persigue, te choca y pierde toda esa dinámica.

Es un juego que cumple su cometido y sé que seguramente la gente que es fanática de los Need For Speed disfrutará mucho, objetivamente puede mejorar muchísimo. Esperemos que en otras entregas se llegue más a una versión nueva o algo más parecido al Most Wanted original que tantas alegrías les dio a sus jugadores.