Nueva cinemática de Death Stranding

El último avance de Death Stranding subraya sus mecanismos principales: convertirse en un repartidor de alta tecnología.

El nuevo juego de Hideo Kojima, Death Stranding, se trata de hacer conexiones. Pero no hace esto de manera directa, en cambio, estás conectando un mundo fracturado y atormentado por fantasmas al entregar paquetes importantes y recursos preciosos en todo el mundo, uniendo así a las sociedades. Básicamente eres un cartero futurista que acepta trabajos de entrega, y todo lo que haces acerca al mundo.

Un nuevo trailer de Death Stranding muestra este punto en acción. Como Sam Porter Bridges, los jugadores recolectarán, entregarán y compartirán toneladas de paquetes en el juego, todo mientras son perseguidos por extraños fantasmas de otro mundo. Las sectores pueden contener desde primeros auxilios y comida hasta municiones, armas y equipo. Es algo metafórico de cómo la entrega y el envío son básicamente el corazón de cualquier sociedad, poder transportar, compartir y vender bienes y servicios es la columna vertebral de nuestro mundo.

De nuevo, Death Stranding es más que raro, es un juego que te permite hacer municiones con tu pis y caca, y cuyo mundo cambia cuanto más haces pis en él. Los fluidos de Sam son poderosos, dice Kojima, y ​​pueden afectar tanto al mundo del juego como a los enemigos. Estamos ansiosos por probar Death Stranding cuando se lance el 8 de noviembre de 2019 en PS4. Solo tenemos miedo de ver lo raro que se vuelve el juego.

Fuente: tweaktown