En esta oportunidad analizaremos un título bastante complicado y difícil de tomarle la mano a simple vista. Shortest Trip to Earth es difícil, de hecho es uno de los juegos de este año que más tiempo he tenido que dedicar para poder sobrevivir.

El juego proviene de un desarrollador que en su juego anterior utilizaba las siguientes palabras “Die Edition”, creo que resume bastante lo mal que lo he pasado los primeros intentos de la nave espacial.

Shortest Trip to Earth es un FTL, muy parecido a los lanzados en el mercado, posee una dificultad alta y unos gráficos no tan llamativos, transcurre en el espacio exterior y deberemos encargarnos de administrar una nave espacial.

Si bien el género en el que se encuentra el juego hace que todo se sienta en escala más pequeña en Shortest Trip to Earth todo es mucho más grande. Para tomar dimensiones una nave puede tripularse con 5 miembros sin embargo a medida que avanza el juego tendremos que duplicarlas si es que queremos seguir vivos en el espacio. La tripulación en sí es difícil de gestionar, en general, se mantienen trabajando en sus estaciones pero cada tanto debemos organizarlos y preocuparnos por sus estadísticas para que no pierdan vida ni tampoco se vean afectados durante el viaje.

Primer problema que sale de la tripulación es que pueden llegar a devastar la nave espacial, es necesario tener seguridad, que podría ser personas aunque la inteligencia artificial mantiene el orden bastante bien.

Las naves espaciales tienen un punto a favor importante, son configurables al máximo y hasta personalizables, desde contenedores de carga para almacenar recursos, cápsulas de combustible, armas, módulos de combate, etc.

Respecto de buscar recursos, combustible, etc. de esto tratan los FTL, es algo complicado pero no imposible, creo que parte del objetivo principal del juego es pensar estratégicamente cómo administrar el combustible para lograr captar recursos sin morir en el intento. Además por otro lado tendremos algunos inconvenientes durante el juego como los recursos orgánicos que consume la tripulación (comida), reparaciones que debemos ir haciendo o mantenimiento y por último los “sobornos” que alguna raza alienígena nos exija para no ser atacados.

Los recursos se consiguen a través de combates o explorando planetas. A veces tendremos que elegir, buscamos los recursos sin pensar en nada más o nuestra decisión tomará en cuenta al medio ambiente. En muchos casos, habrá que decidir si hacemos daño al medio ambiente al tomar cierto recurso o realizar algunas acciones, creo que es un giro interesante para analizar, pese a que todos los jugadores destruirán todo en su camino con tal de tener más recursos, pero es interesante al menos para pensar.

Shortest Trip to Earth suele exigir al jugador que piense cautelosamente y analice sus pasos, uno en falso y el juego suele pasar factura, se vuelve letal.

Análisis
Precio / Calidad
Gráficos
Jugabilidad
Sonido / Música
Historia